NBA

El MVP Antetokounmpo esperó tres meses para vengarse del quinto pívot de los Grizzlies

El MVP tenía guardada una jugada de Caboclo que provocó la derrota de Grecia ante Brasil en el Mundial. El viernes se tomó la revancha con un mate y una técnica.

El MVP Antetokounmpo esperó tres meses para vengarse del quinto pívot de los Grizzlies
WANG ZHAO AFP

La NBA a veces deja historias que parecen increíbles. En este caso es tan de verdad que hasta el propio protagonista la ha confirmado. Este viernes, en plena remontada de los Bucks en Memphis, Giannis Antetokounmpo metía una canasta marca de la casa. Un mate llevándose por delante al defensor. Nada que llamase la atención en principio, salvo porque ese mate se había estado cocinando en la cabeza del griego durante los últimos tres meses.

Todo viene del Grecia-Brasil del pasado Mundial de baloncesto. Aquel partido de la primera fase supuso la primera derrota de la selección helena y, a la postre, llegar con una victoria menos a la segunda fase, donde se arrastraban los resultados cosechados hasta entonces. En esa segunda fase los griegos acabaron eliminados, por detrás de Estados Unidos y República Checa. Con los mismos resultados y una victoria ante los brasileños, la selección de Giannis habría estado en cuartos de final.

Pero, ¿por qué perdieron ese encuentro de la primera fase? Por muchas razones y la principal el mal juego que desarrollaron durante ese partido y en todo el campeonato. Especialmente floja fue la actuación del que venía de ser MVP de la NBA. Pero con todo y con eso Grecia sólo perdió por un punto (79-78) y con dos abajo y 6 segundos por jugarse sucedió la jugada que nos lleva hasta una de las revanchas más absurdas que se recuerdan. Kalathes sacaba de banda y en una jugada preparada para la ocasión pasó directamente el balón hacia el aro para que Giannis hiciese un alley oop. El de los Bucks ya se relamía en el aire viendo como estaba solo y el balón le llegaba sin problemas cuando apareció Bruno Caboclo para desviar el pase. El griego tuvo que hacer falta a la desesperada sobre el rival que había recogido el esférico para parar el tiempo. Esa infracción supuso su sexta personal y le obligó a ver desde el banquillo cómo su equipo comenzaba a complicarse su futuro mundialista.

La 'revancha'

Después de ese partido, y como el propio Giannis ha confirmado ahora, tuvo una conversación con el ex de Sacramento Kings Papagiannis, que fue quien le dijo que Bruno Caboclo era jugador de los Memphis Grizzlies. Entonces el de los Bucks le contestó: "Ok, muy bien. Estate atento cuando juguemos". La promesa la cumplió antes de ayer. A 9 minutos y 40 segundos para acabar el encuentro se encontró con un balón perfecto para machacar y con Caboclo delante, y no se lo pensó dos veces. Se colgó del aro por encima del brasileño, lo celebró en su cara y cuando bajaba a defender comenzó a gritarle: "¡En tu jodida cabeza!". La acción le valió una técnica, algo que parece recibir de buen grado. "Los 2.000 dólares que me van a meter de multa ahora que tengo un hijo... Eso son como cuatro meses de pañales", decía entre risas.

Según Giannis, Caboclo tiene que entender esta venganza porque "si eres un verdadero competidor" la forma en la que les ganó Brasil "te tiene que dejar destrozado". Y dice que el pívot de los Grizzlies lo sabe. La verdad es que nadie le ha preguntado por el tema al tercer jugador con menos minutos en la rotación del equipo de Memphis. El que primero se daría cuenta de lo que estaba pasando fue el Papagiannis, el hombre que sin querer inició toda esta absurda venganza. Porque Giannis, aún en el vestuario y en medio de la celebración por la victoria, cogió el móvil y le mandó por Instagram el vídeo de la jugada en cuestión. Para confirmar a su compañero que había cumplido la promesa que le hizo. La de no perderse el siguiente Bucks-Grizzlies, donde el MVP de la NBA iba ajustar sus personales cuentas pendientes con el quinto pívot de los Memphis Grizzlies.