Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
Kirolbet Baskonia BAS

-

Joventut Badalona JOV

-

FINALIZADO
Movistar Estudiantes EST

67

Casademont Zaragoza ZAR

85

FINALIZADO
Monbus Obradoiro OBR

82

Coosur Real Betis BET

73

Liga Holandesa
EN JUEGO
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

Heracles Heracles HCL

0

FINALIZADO
Vitesse Vitesse VIT

0

Feyenoord Feyenoord FEY

0

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

0

Utrecht Utrecht UTR

1

FINALIZADO
Waalwijk Waalwijk WAA

1

Heerenveen Heerenveen HEE

3

NBA | HORNETS 104 - SUNS 109

Los Suns salen del pozo gracias al Ricky Rubio más asistente (13)

El equipo de Arizona remonta para reencontrarse con la victoria gracias al papel del base, que volvió a los orígenes y sumó 13 asistencias con 4 robos en Charlotte.

Ricky Rubio, durante el partido de la NBA que ha enfrentado a los Phoenix Suns y a los Charlotte Hornets
STREETER LECKA AFP

Los Suns recuperan sensaciones. Al menos por ahora. El equipo de Monty Williams había sido una de las sensaciones del inicio de temporada, pero no consiguió mantener el nivel como si hicieran otras revelaciones como los Mavericks y se hundieron en una vorgágine de malos resultados de la que intentan salir lo antes posible para no perder coba en una lucha por los playoffs que, como siempre en el Oeste, promete ser encarnizada. La victoria ante los Hornets en Charlotte es un soplo de aire fresco para ellos, uno de esos partidos que tienes que ganar sí o sí para no decir adiós a las primeras de cambio.

Fue un partido en el que los visitantes defendieron bien y tomaron las decisiones correctas en los instantes finales, donde consiguieron un parcial de 0-12 con el que pasaron del 104-97 al 104-109. Todo ello en un minuto en el que los Hornets permitieron mucho en defensa pero, sobre todo, no metieron una en ataque. Y eso que metieron 31 puntos en este parcial, dos más que los Suns. El guión se les olvidó en los últimos 60 segundos y, tal y como les pasó ante los Bulls (LaVine mediante), dejaron escapar una victoria que tenían en el bolsillo para perder de vista a los Magic, que se alejan un poco más en la octava plaza, última que da acceso a los playoffs.

El encuentro fue un toma y daca constante en el que los de Arizona cogieron ventaja poco a poco hasta llegar al descanso con un resultado favorable de 20 puntos (39-59). Todo cambió en el tercer cuarto, donde los Hornets apretaron en defensa para ponerse a tiro de piedra (73-80) y luego seguir con su dinámica ascendente y ponerse por delante en el último periodo. De nada sirvió que Devin Booker (23 puntos) solo anotara una canasta en los últimos 6 minutos de partido. Los locales se hundieron igualmente a pesar de Devonte' Graham, que con 15 puntos y 13 asistencias fue el mejor de los suyos. Eso sí, falló mucho (5 de 19 en tiros con 1 de 10 en triples), lo que finalmente acabó inclinando la balanza del lado de los locales. Sobre todo los errores desde el exterior, algo muy común en el momento actual que vive la Liga.

En el duelo individual Graham tuvo delante a Ricky Rubio, su pareja de baile en el partido. El base de el Masnou solo anotó 9 puntos con malos porcentajes de tiro (3 de 10 y 0 de 5 en triples), pero sumó 13 asistencias, su tope de la temporada y 4 robos, igualando la marca máxima que logró en su debut con los Suns. Además del ya mencionado Booker, el resto de integrantes del quinteto de Phoenix superó la decena, llegando Kelly Oubre Jr. a los 23 tantos (ojo con este jugador), Frank Kaminsky a las 12+6+4 y Dario Saric a los 16 tantos con 10 rebotes. Les acompañó desde el banquillo Mikal Bridges (12). Los Hornets por su parte tuvieron a Graham como el mejor de los suyos y contaron con el buen hacer de Marvin Williams, que llegó a los 22.

La victoria de los Suns les mete de nuevo en playoffs, concretamente en un octavo puesto por el que luchan ahora mismo con Kings (que han caído en casa ante los Bulls), Thunder y unos Blazers en vías de recuperación. Los Spurs no salen de la crisis, pero están con un récord de 7-14 y tampoco están lejos. Todos aspirantes a colarse en la fase final (excepto OKC) y que le van a poner las cosas muy difíciles a una franquicia en constante reconstrucción y que, a pesar de haberse hundido ligeramente en los últimos partidos (han pasado del 7-4 con el que empezaron al 9-10 actual), está teniendo un inicio de temporada por encima de las expectativas iniciales. Y siguen esperando a Baynes y Ayton, dos hombres que volverán para reforzar un necesitado juego interior. No samebos hasta dónde llegarán, pero de momento están a un buen nivel para la plantilla que tienen. El resto, ya lo veremos.