NBA | CAVALIERS 111 - MAVERICKS 131

Brutal Doncic: nuevo triple-doble y victoria de los Mavericks

El esloveno, que sigue batiendo récords, sumó su segundo triple-doble consecutivo para que los Mavs se reencontraran con la victoria.

Los Mavs vuelven a ganar. No parecen haberles afectado mucho la derrota ante los Lakers en el que ha sido el mejor partido en lo que llevamos de temporada. El equipo dirigido por Rick Carlisle se reencontró rápidamente con la victoria en Ohio, donde maniató a los Cavs y sumó su cuarta victoria de la temporada para ponerse en la cuarta posición del Oeste y seguir con récord positivo y las buenas sensaciones de este principio de curso.

El protagonista fue, una vez más, Luka Doncic. El esloveno controló el partido de principio a fin y sumó su segundo triple-doble consecutivo tras el logrado ante los Lakers. Esta vez se fue a los 29 puntos, 13 rebotes y 15 asistencias, números espectaculares que redondeó con buenos porcentajes en tiros de campo (9 de 17) y, sobre todo, en triples (5 de 10). Además, el ex del Real Madrid suma el undécimo triple-doble de su carrera y el tercero de la temporada, algo impresionante si tenemos en cuenta su corta carrera. Y, por cierto, es el primer jugador desde que lo hizo Oscar Robertson en 1965 en conseguir al menos 25+10+15 en un back to back.

La gran duda para estos Mavs es si van a tener la madurez suficiente para mantener el nivel y clasificarse para unos playoffs que, si bien son igual de caros de siempre, parecen tener una vacante con la que nadie contaba visto lo visto con los Warriors. De momento, el equipo de Rick Carlisel no ha caído presa del pesimismo tras perder ante los Lakers en un partido en el que fueron mucho tiempo por delante y donde perfectamente podrían haber ganado para recuperarse en un choque ante un rival propicio para hacerlo, unos Cavs que siguen dando tumbos (y que no han empezado del todo mal la temporada) desde que LeBron les dejara hacer dos veranos. Hay que ganar este tipo de partidos si quieres llegar a la fase final y los texanos de momento lo están haciendo.

En Dallas pueden consolarse pensando que la NBA ha reconocido oficialmente una falta de Dwight Howard sobre Seth Curry en la jugada que acabó con el triple de Danny Green que forzó la prórroga. Aunque sería mejor idea consolarse pensando que tienen jugador franquicia para rato. Doncic está haciendo un inicio de curso tremendo y si no pasa nada irá a buen seguro al All Star y, ya veremos cómo quedan los Mavs, ver donde está su techo este año. Los mejores quintetos de la temporada están ahí y recogen a los 15 mejores de la competición, un lugar en el que Luka está claramente en estos momentos.

El partido contra los Cavs no tuvo mucha historia. Se ganó cuando quisieron los Mavs. Los locales aguantaron los tres primeros cuartos espoleados por un Kevin Love (29+8) que está mostrando claros síntomas de mejoría en este inicio y que vuelve a recordar al de su etapa en os Timberwolves. El partido entró en un puño en el último periodo (86-90) y los texanos abrieron hueco sin Doncic en pista, una nueva muestra de que son mucho más que su líder y de que todos aportan, algo que no deja de llenar de optimismo a una franquicia: en la NBA y en el Oeste en particular necesitas algo más que un solo jugador para llegar a los playoffs y en Dallas están demostrando que lo tienen. Al menos por ahora.

Cuando Doncic entró en pista a menos de 6 minutos para el final el resultado el marcador reflejaba un claro 98-111 a favor de los Cavs. El resultado a partir de aquí fue de 30-13, otra demostración de poderío en un periodo en el que los Mavs anotaron 41 puntos, algo que contrasta con el bajón que tuvieron al final del encuentro ante los Lakers y que es, una vez más, una buena noticia para ellos.

El esloveno estuvo acompañado por Porzingis, del que se ha hablado mucho en las últimas horas por desaparecer en la segunda mitad del duelo ante los de púrpura y oro. Hay quién le echo de menos, pero hay que recordar que el letón viene de estar un año y medio parado y todavía tiene tiempo para empezar a asumir responsabilidades en un grupo al que se está adaptando muy bien. 18+9 ante los Cavs con un buen último periodo. Los Mavs tuvieron (otra vez) a 8 jugadores por encima de los 10 puntos anotando todos los que disputaron algún minuto y con un buen Boban Marjanovic, que sumó 12 tantos y 8 rebotes.

Los Cavs por su parte no están tan mal como cabría esperar. Están contando con un buen Kevin Love y van 2-4, pero todos los rivales a los que se han enfrentado son equipos potenciales de playoffs. Ante los Mavericks tuvieron de nuevo la positiva participación de Tristan Thompson (11+12) mientas que Cedi Osman, Brandon Knight y Collin Sexton destacaron en distintas fases del encuentro.

Los Dallas Mavericks suman y siguen. Suman victorias y siguen con buenas sensaciones en un inicio de curso que puede ser clave para el devenir de la franquicia. En un proyecto hay que saber medir los tiempos, pero unos playoffs a estar alturas, un momento todavía temprano para ellos, sería formidable. La temporada es (muy) larga y nunca es fácil conseguir ese objetivo. ¿Lo harán los texanos? Está en sus manos. Y en las de Luka Doncic. No cabe duda.