NBA

Trae Young y Luka Doncic: el duelo por el trono continúa

Los mejores novatos de la pasada temporada han comenzado con fuerza esta nueva campaña. El de los Hawks anotó 38 puntos en su primer partido; el de los Mavericks, 34.

Trae Young y Luka Doncic.
AFP/USA Today

Los dos mejores rookies del pasado curso han comenzado su segunda temporada en la NBA a velocidad de crucero. Sin dejar tiempo para que la gente se acomodase en sus asientos, tanto Luka Doncic como Trae Young han dado dos auténticos recitales. El base esloveno, ya santo y seña de Dallas Mavericks, arrancó su nuevo asalto al cielo norteamericano vapuleando a unos Wizards que acabaron desquiciados con él (tuvo un 'interesante' intercambio de palabras con Bradley Beal): hizo 34 puntos (4 de 9 desde el triple), 9 rebotes, 3 asistencias y 2 robos en el triunfo 108-100 contra los capitalinos en el primer partido de los texanos sin Dirk Nowitzki desde 1998.

La actuación de Luka Doncic

Un día después, en Detroit, llegaría el turno de Young. Desde que fue seleccionado con el número 5 del draft por Atlanta, el base de Texas ha llevado sobre su espalda una gran losa: los Hawks cambiaron su pick 3, con el que fue elegido Doncic, por ese 5 y una primera ronda protegida. El inicio de su año de novato fue un suplicio, con incontables comparaciones con el exjugador del Real Madrid... y él salía perdiendo. Una y otra vez, el esloveno era portada de todos los medios. Su adaptación fue inmediata, mientras que Young daba pequeñas pinceladas, pero no rompía: en 14 de sus 20 primeros partidos no alcanzó los 20 puntos. Doncic, en uno de cada dos duelos superó esa barrera.

Sin embargo, cogió ritmo. A diferencia de su rival por el premio a mejor novato del año, Young sobrepasó la frontera de los 40 tantos (49 contra Chicago). Además, tuvo un fantástico final de temporada que continúa en la actualidad. En su día uno como sophomore, el base martilleó sin piedad el aro de los Pistons para dar la victoria a los Hawks (100-107). En diez minutos sumaba ya 16 puntos y al descanso llegaba con 26, con un 3+1 y un triple desde el logo central del pabellón incluidos. Acabó con 38 tantos, 9 pases de canasta y 7 capturas. "Estoy mucho más cómodo que el pasado año en este punto del curso. Obviamente, ya no soy rookie y me sentí muy bien esta noche. Una vez que anoté un par de lanzamientos, supe que todo iría rodado", dijo el jugador nada más acabar el duelo (ESPN).

La actuación de Trae Young

La actuación de ambos nos deja la continuidad de esta nueva rivalidad en la NBA. Un duelo entre el entronizado nuevo príncipe de la Liga y el rebelde heredero que ha sido despojado de sus títulos. "Doncic y yo podemos ser como Magic y Brid", dijo la anterior temporada Young, que nunca se ha rendido ante esas comparaciones que le señalan como el eterno segundón: "En 5 o 10 años seré mejor que él", aseguró en el pasado el texano, que aunque menos estiloso que el esloveno es una auténtica bestia cuando se pone entre ceja y ceja el aro rival. Y que tendrá su gran oportunidad de enfrentarse a Doncic en febrero: el 2 en Dallas y el 23 en Atlanta. Mientras, el canterano madridista espera sin bajar el ritmo y sin mirar hacia atrás: el cielo es su límite y él lo sabe.