Competición
  • Clasificación Eurocopa
Raptors
118
FIN
109
Warriors

NBA | RAPTORS 118 - WARRIORS 109 (1-0)

Marc y Siakam destacan y le dan el primer punto a los Raptors

El camerunés Pascal Siakam (32+8+5) se comió a unos Warriors desconocidos. Gran partido de Marc Gasol: 20 puntos y 7 rebotes.

Después de 25 años había llegado el día y la hora marcados a fuego para Toronto y para Canadá en general. Porque anoche los Raptors fueron el equipo de todo un país. Y ellos respondieron a los 37 millones que les empujaban con un partido magnífico que les pone en ventaja y les deja en situación de soñar. Por el 1-0 y por lo demostrado en cancha.

Marc Gasol ganó el salto inicial y sólo eso ya provocó un estruendo tremendo en el Scotiabank Arena, donde los casi 20.000 espectadores venían con ganas de hacer mucho ruido. Los primeros puntos del equipo local, un triple de un Danny Green muy involucrado en los primeros minutos, provocaron el delirio. Y sólo se había jugado un minuto de partido. A la vuelta del primer tiempo muerto pedido por Nurse, un triple de Marc (el mejor del primer cuarto), un contraataque finalizado por Green tras robo de Leonard y varias buenas acciones de Siakam amenazaban con romper el partido nada más empezar. Pero Curry no lo iba a permitir así como así.

Acabó el primer cuarto con 11 puntos y dejando a su equipo sólo 4 abajo a pesar de haber estado erráticos en ataque y poco agresivos en defensa, con la excepción de Kawhi. A la estrella rival le hicieron dobles coberturas desde el primer momento y éste se resintió. (8 puntos en 7 tiros y 3 faltas al descanso. Muy poco para lo que nos tenía acostumbrados. Pero si los Warriors utilizaron la táctica de la doble cobertura, los Raptors les iban a imitar en el segundo cuarto con Curry, al que VanVleet llegó a sacar de quicio en algún momento. El base sólo metió dos tiros libres en el segundo parcial. Mantenían a los californianos en el partido una rotación más larga que nunca (hasta once jugadores saltaron a pista en la primera mitad, entre ellos el regreso de DeMarcus) y algunos momentos de lucidez de Klay Thompson y Draymond Green. Pero al final la superioridad local se reflejó en el marcador con la mayor ventaja hasta ese momento: +10, 59-49.

Curry volvió del descanso enchufado y metió 6 puntos rápidos, pero enfrente tenía a Siakam, que recordó al jugador que marcaba diferencias en liga regular atacando el aro. Acabó el partido con 32 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias. Las pérdidas de balón eran clavos en la cruz que se estaban construyendo los Warriors a mitad del tercer cuarto: 6-12 en ese momento. Y Green con cuatro faltas. Y Livingston, que había sido de los mejores en la primera parte, ya se había marchado hacía tiempo con 3. Pues a pesar de todo esto los Raptors no conseguían escaparse de más de diez e incluso los Warriors llegaron a reducir la ventaja a cuatro puntos. Cualquiera que no mirase el marcador no se lo podría creer.

Pero por mucho que aguantasen de forma casi incomprensible los Warriors jamás llegaron a entrar en el partido. Seguían a tiro porque tienen más talento que nadie y por inercias de campeón, pero entre los puntos en la pintura y en transición, en los que salieron perdiendo claramente ante su rival, era imposible mantenerse a flote. Fueron muchos los héroes en los Raptors. VanVleet (15) otra vez magnífico, como todos los partidos desde que nació su hijo. Lowry (4+6+9) muy serio en los dos lados de la cancha. Marc (20+7 y 2 tapones) un titán que se marchó expulsado a falta de 1:14 y con todo el pabellón en pie. Incluso Kawhi (23+8+5) que sin hacer un gran partido es capaz de sumar sin problemas. Pero fue sobre todo el partido de Siakam, que se doctoró para darle la primera victoria a los suyos.