Amistosos
Qatar Qatar QAT

-

Islandia Islandia ISL

-

LaLiga 1,2,3
NBA
FINALIZADO
Washington Wizards WAS

109

Portland Trail Blazers POR

119

FINALIZADO
Orlando Magic ORL

131

New York Knicks NYK

117

FINALIZADO
Miami Heat MIA

97

Los Angeles Lakers LAL

113

FINALIZADO
San Antonio Spurs SAS

104

Golden State Warriors GSW

92

Campeonato Brasileño Serie A
Liga Colombiana II

CAVS - WARRIORS (0-3)

¿Quién es el favorito al MVP? Curry, Durant… ¿o LeBron James?

¿Quién es el favorito al MVP? Curry, Durant… ¿o LeBron James?

DAVID MAXWELL

EFE

Curry fue el mejor en los dos partidos de la Bahía, pero Durant tomó la delantera tras su legendaria exhibición del tercero.

Como en 2017, el tercer partido de las Finales, el primero en Cleveland, mostró la resistencia de los Cavaliers hasta su límite pero acabó en victoria de los Warriors. Como entonces, con Kevin Durant como absoluto protagonista. El alero, oscurecido por Stephen Curry en los dos partidos de la Bahía, apareció con una actuación majestuosa que salvó literalmente a su equipo (con su récord en playoffs: 43 puntos) y, de paso, le metió de lleno en la carrera por el MVP. Si es que no la lidera ya.

Porque el debate del MVP se calienta a medida que todas las partes asumen que la Final está vista para sentencia: nadie (131 veces hasta ahora) ha remontado un 3-0 en playoffs, y no parece que precisamente estos Cavaliers sean los más capacitados para hacerlo contra precisamente estos Warriors. En las comparecencias de ayer, a caballo entre el tercer y el cuarto partido, se empezó a hablar mucho del futuro (Kevin Durant, LeBron…) y no demasiado de un partido del que Durant dijo que afrontaban con mucha ambición y la intención de no repetir su mala actuación del año pasado, cuando cayeron con estrépito y aplazaron la celebración del título al quinto partido, en su pista: “No queremos provocar a los dioses del baloncesto. Queremos hacer el mejor partido posible, todos estamos mentalizados. Queremos respetar el juego y ganar ya este título. El año pasado, ellos aprovecharon cada error que cometimos. No podía dejar de ver el partido cuando llegué después a la habitación del hotel. No puedes fallar tanto contra un equipo que está desesperado por ganar. Los Cavs van a encontrar la energía para ir a tope, estoy seguro”.

Si los Cavs lograran la remontada más increíble de la historia (mucho más que la que ellos mismos protagonizaron en 2016), parece obvio que el MVP sería un LeBron que ahora mismo promedia 37,7 puntos, 9 rebotes y 10,7 asistencias. Con un 52,5% en tiros, un 35% en triples y un 85% en tiros libres. Esta vez no se habla tanto como en 2015 de si merecería ser MVP pese a la posible derrota (“no lo aceptaría, es un ganador”, dijo Durant). Después de su maravilloso primer partido (51+8+8) ha estado a un nivel inalcanzable para muchos pero no absolutamente óptimo para él. La acumulación de minutos le pasó factura, sobre todo en la segunda parte del tercero, y los problemas en el tiro exterior le facilitan el trabajo a la defensa de los Warriors, que además se puede permitir aflojar la presión sobre el resto de los Cavs: LeBron promedia 10,7 asistencias…. Y 25 potenciales por partido. Una barbaridad. Pero en el tercer choque, por ejemplo, Rodney Hood firmó un 6/7 tras sus pases y el resto un 7/32. En lo que va de Final, la cifra en triples tras pases (generalmente perfectamente precisos) de LeBron está en 11/47. Un 23,4%.

De esta forma, existe la sensación de que si los Warriors ganan el cuarto partido, Stephen Curry y Kevin Durant se jugarán además en él el MVP de las Finales. Curry fue el mejor en la Bahía, con su maravilloso último cuarto y sus 9 triples de récord en el segundo partido. Pero en el tercero se hundió: 11 puntos, 6 asistencias, 1/10 en triples y 3/16 total en tiros. Eso sí, anotó 7 puntos en los últimos tres minutos del encuentro, cuando el triunfo estaba en el alero. En el total de la serie sus números cayeron a 24,2 puntos, 6,7 rebotes y 7 asistencias con un 38,5% en tiros, un 39,5% en triples y un 100% en tiros libres. Ningún MVP lo ha sido tirando en una Final por debajo del 40% (40,5 Kobe Bryant en 2010). Pero un cuarto partido monstruoso podría llevar a Curry a un trofeo que todavía no tiene en un palmarés que empieza a ser de absoluta leyenda (ya tiene dos MVP de Regular Season).

Así que el favorito es, después de tres partidos, el ganador del premio en 2017: Kevin Durant. Muy exigido por la defensa de cambios constantes de los Rockets en la final del Oeste (donde jugó un enorme segundo tiempo en el séptimo partido, eso sí), KD tampoco brilló en el arranque de las Finales: mala selección de tiro, muchos errores y desconexiones defensivas en el primer partido. En el segundo cambió radicalmente el chip: trabajó de forma excelente sobre LeBron en defensa y eligió de forma meticulosa sus lanzamientos (26 puntos con un 10/14, 9 rebotes y 7 asistencias). Y en el tercero llegó la explosión, en pista contraria y para tirar en muchos momentos solos de unos Warriors que pasaron por muchos problemas: 43 puntos, su récord en playoffs, con un 15/23 (6/9 en triples), 13 rebotes y 7 asistencias. Sus promedios están en 31,7+10,3+6,7 con un 56% en tiros, un 47% en triples y un 95% desde la línea de personal.

Los dos terceros partidos (2017, 2018) han demostrado hasta qué punto es diferencial un KD que está 10-2 en sus duelos con LeBron desde que fichó por los Warriors, que con él son el primer equipo de la historia que se coloca 3-0 en dos Finales consecutivas. En las cuatro diputadas contra los Cavs, el rating defensivo de los de Ohio fue 104,4 y 104,7 en las dos sin él, 117,5 el año pasado y 121,3 por ahora este. Así que sí, Kevin Durant vuelve a ser el favorito al MVP. Pero veremos…

0 Comentarios

Mostrar