Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
  • Moto3
Liga Endesa ACB
EN JUEGO
Baxi Manresa MAN

41

Iberostar Tenerife TEN

49

Kirolbet Baskonia BAS

-

Coosur Real Betis BET

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

UCAM Murcia MUR

-

Valencia Basket VAL

-

Unicaja MAL

-

Premier League
Liga Holandesa
EN JUEGO
Zwolle Zwolle ZWO

1

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

1

Groningen Groningen GRO

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Heracles Heracles HCL

-

LeBron lanza a los leones el mejor proyecto de los Raptors

TORONTO RAPTORS

LeBron lanza a los leones el mejor proyecto de los Raptors

LeBron lanza a los leones el mejor proyecto de los Raptors

Jason Miller

AFP

¿Y ahora qué? Parte dos... Los mejores Toronto Raptors de la historia han vuelto a ser aniquilados por LeBron James.
Final en vivo: Cavs vs Celtics, juego 7

Con 166 victorias de temporada regular en los últimos tres años y 263 en los últimos cinco, los Toronto Raptors son sin lugar a dudas una de las grandes franquicias del último lustro en la NBA. En los últimos tres años han jugado las primeras finales de conferencia de la historia de la franquicia (2016) y han superado tres veces seguidas las 50 victorias, una marca que hasta entonces no se había podido vincular a la entidad canadiense. Han sido los cinco mejores años de la historia de la franquicia. El mejor proyecto baloncestístico que ha conocido Canadá. Pero solo un juguete en manos de LeBron James...

Van tres años consecutivos, dos roscos seguidos (4-0 en 2017 y 2018) y 10 derrotas consecutivas en las eliminatorias. Un bagaje descorazonador que vuelve a poner el gran proyecto de los Raptors en el ojo del huracán.

Dwane Casey, DeMar DeRozan y Kyle Lowry son los tres grandes nombres del equipo, para bien y para mal. Dos All Stars y un candidato claro a Entrenador del Año durante la temporada regular. Ninguna estrella y un técnico que comete error tras error cuando se enfrentan a LeBron. Y LeBron es LeBron: el mejor jugador del mundo, rey de reyes, uno de los grandes de la historia del baloncesto, etc. Pero no sería la primera vez que su tiranía destroza un gran proyecto en la conferencia este (Pacers y Hawks son los ejemplos más claros de los últimos años) y los Raptors han comprado un buen puñado de papeletas.

Casey se ha superado un año tras otro en temporada regular, llegando en este último al cenit con un baloncesto modernizado y un banquillo tan brillante como inesperado (59 victorias, la mejor temporada de la historia de la franquicia). Pero el técnico que no tenía cintura en playoffs ha mutado en uno que sobrerreacciona desesperado ante la superioridad mental, moral, deportiva y absoluta de LeBron. Error humano, pero...

El caso de la pareja del All Stars es parecido. Grandes estrellas de la liga que han disputado temporadas espectaculares en los últimos años pero que son/parecen absolutamente incapaces de competir contra LeBron. Y el problema es grave, porque, salvo que LeBron decida cambiar de conferencia (cri, cri...), la sensación es que tiene cuerda para rato y que todo el que quiera pelear por un anillo NBA desde su lado del cuadro va a tener que pasar por encima de su cadáver.

Entonces, llegados a este punto, con la sensación de que este equipo, al menos así montado, nunca superará a LeBron y con la certeza absoluta de que el problema no son ni los secundarios... A los leones: ¿luchar por una oportunidad más o cambiar el rumbo del mejor proyecto de la historia de la franquicia? Fácil, eh.

Otro problema grave son los salarios y el poco margen de maniobra. Lowry ha sido el sexto jugador que más ha cobrado esta temporada de toda la NBA (28,7M) y tiene dos años más de contrato por un total que supera los 64 millones de dólares. DeRozan, por su parte, ha sido el décimo (27,7M) y también tiene dos años más garantizados (un tercero con opción de jugador). Entre los dos van a ocupar algo más del 50% del espacio salarial del equipo en los próximos años, una ecuación que salta definitivamente por los aires si añadimos los 45 millones tiene garantizados Serge Ibaka entre la 2018/19 y la 2019/20.

El contrato de Ibaka parece imposible de mover, Valanciunas cobrará más de 16 millones la temporada y tiene una opción por más de 17 para la siguiente y los demás contratos, por necesidad imperiosa, son piezas menores (y excelentes por rendimiento) en un tablero con poca pinta de cambiar/mejorar salvo que el proyecto, es decir: una de las dos estrellas y/o el técnico, salte por los aires.

0 Comentarios

Normas Mostrar