El '8' y el '24' quedan retirados; Magic proclama a Kobe Bryant "el mejor 'Laker' de la historia"

HOMENAJE A UNA LEYENDA

El '8' y el '24' quedan retirados; Magic proclama a Kobe Bryant "el mejor 'Laker' de la historia"

La NBA se volcó en el homenaje del Staples y los Lakers a la 'Mamba', el primer jugador en tener dos números retirados por un mismo equipo.

Escoltado por su mujer, Vanessa, y sus tres hijas, Natalia, Gianna y la pequeña Bianka, Kobe Bryant llegó al Staples Center en helicóptero. Como las grandes estrellas del celuloide, fue capaz de reunir a un elenco de leyendas de la NBA y personalidades varias en el día de su esperado y merecido homenaje. A las 20:44 de Los Ángeles (nueve horas más en la España peninsular) arrancó en el descanso del Lakers-Warriors una ceremonia que dejó colgando en lo más alto del pabellón en el que construyó su legado sus números ‘8’ y 24’. Solo él puede presumir de haber recibido tal honor por parte de un mismo equipo.

Todo comenzó con la proyección en vídeo de la carta locutada con la que la Black Mamba anunció hace poco más de dos años su retirada del baloncesto. Dear Basketabll (querido baloncesto), se titulaba. Acto seguido, Kobe Bean Bryant apareció por el túnel de vestuarios y el Staples estalló de júbilo. Una ovación que se prolongó mientras se fundía en un cariñoso abrazo con Magic Johnson. Fue el hoy presidente de la franquicia y otro de los ya once jugadores a los que los Lakers retiraron su camiseta el primero en tomar el micrófono. “Estamos aquí para celebrar al más grande que jamás haya vestido la camiseta púrpura y oro. […] Espero que grabarais todos sus partidos porque nunca habrá otro Kobe”, proclamó Magic. No podría haber un honor mayor que dichas palabras.

RELACIONADO | La importancia de llamarse Kobe

Acto seguido cogió el testigo Jeanie Buss, la propietaria del equipo e hija del legendario doctor Jerry Buss. “No solo mejoraste a tus compañeros, también obligaste a tus rivales a hacerlo. Gracias por llevarnos hasta la meta. Nos diste tu corazón, tu legado va más allá del baloncesto. Desde este mismo momento el 8 y el 24 quedan retirados para siempre”, anunció emocionada la mandamás.

El 8 y el 24 de Kobe ya descansan en lo más alto del Staples Center.

El discurso de Kobe

Los numerosos homenajes y agradecimientos emitidos por el videomarcador, la presencia Lamar Odom, Derek Fisher, Shaquille O'Neal (quien hizo hasta de DJ en la prórroga), Kareem Abdul-Jabbar, Bill Russell, Allen Iverson... y todos los millones de muestras de afecto, admiración y respeto dieron, por fin, paso al discurso del gran protagonista. Así cerró Kobe Bryant una ceremonia en la que una vez más y por última vez volvió a escribir una página dorada en los libros de historia de la NBA.  

Muchas gracias por esta noche. Para mí no se trata de que mis camisetas queden ahí colgadas, sino de aquellas que lo estaban antes. Sin esos jugadores no podría estar hoy aquí. Ellos me inspiraron a sacar lo mejor de mí. Jerry Buss, tu padre (refiriéndose a Jeanie), creyó en un chico delgaducho que venía de Philadelphia. Toca abrazar el espíritu presente en todas esas camisetas para seguir adelante y lograr que esta organización sea mejor en los próximos 20 años que en los últimos 20. En eso consiste. Creo que los aficionados nunca han sabido lo presentes que los tenía. Han estado conmigo a las 5:30 de la mañana cuando iba a entrenar. Esas enormes expectativas que teníais puestas en el equipo y en mí me empujaban cada mañana. Muchas gracias. También esto se trata de la familia, de Vanessa, mi mujer. No lo había contado hasta ahora, pero antes de mi último partido ante los Jazz (anotó 60 puntos) estaba muy, muy cansado. Solo quedaba un partido, pero no tenía más piernas. Y llegó ella para darme un regalo. Puso en un pasillo una colección de camisetas retiradas (de Shaq, Magic, Baylor… también de Jordan, Bill Russell, de Larry Bird). Cuando lo vi supe que tenía que dar todo lo que me quedaba. Gracias por ser una inspiración para mí. Por último quería referirme a mis hijas. Sabéis que si trabajáis duro los sueños se acaban haciendo realidad. Pero espero que lo que os quede de esta noche es que aquellas veces en los que os levantéis pronto o acostéis tarde para trabajar duro, esos momentos en los que no os apetece pero lo hacéis de todas formas, ese es el verdadero sueño. Lo importante no es el destino, sino el viaje. Si conseguís entender esto veréis como vuestros sueños se cumplirán. Algo grande sucederá (en ese instante señala sus camisetas recién alzadas en lo alto del pabellón). Si es así, habré hecho mi trabajo como padre. Gracias a todos. Os quiero. Mamba out”.

0 Comentarios

Normas Mostrar