BURGOS 95 - REAL MADRID 100

El Real Madrid remonta en Burgos y Yusta hace de Doncic

El San Pablo Burgos, colista, vencía por 9 en el minuto 28. Yusta sumó 15 puntos y dio energía al Madrid. Campazzo, Doncic, Rudy y Maciulis, importantes
Real Madrid - Bayern: Euroliga 2018/2019

El Madrid llegó a Burgos como líder invicto, en España y en Europa. Le esperaba el San Pablo, colista: cinco jornadas y cinco derrotas por una diferencia media de 21,4 puntos. La operación matemática nos decía que dos más dos son cuatro, pero la ecuación baloncestística daba otro resultado: los blancos podían sufrir, y vaya si sufrieron. Su cuarto encuentro en siete días, el de menos exigencia a priori. Y al que salieron más apocados porque a las leyes de la física no se las dribla. Y a las de la motivación, tampoco.

El San Pablo Burgos dio la talla que hasta ahora no le habían medido. Hizo mucho daño al Madrid con sus tres pívots (Deon Thompson, Sebas Saiz y Huskic), que sumaron 49 puntos, 21 de ellos en el tercer cuarto, cuando pusieron a su equipo nueve arriba a falta de 12 minutos (70-61). Buena actuación también del base Schreiner (13 y 7 asistencias) y del alero lituano Gailius (16 y 6 rebotes).

La fuerza de Campazzo, el talento de Doncic siempre presente aunque sea en un día regular, el buen hacer de Maciulis y el acierto de Rudy resultaron claves en la remontada. También Reyes. Pero quizá por encima de todos sobresalió Santi Yusta: 15 puntos sin fallo y +13 con él en cancha. Le dio al Madrid la energía que requería tras haber viajado a Burgos en autobús el mismo sábado por la mañana y después de haber aterrizado el viernes de madrugada procedente de Kaunas. En día nublado el Real anotó 100 puntos por segunda vez esta semana. Décimo triunfo consecutivo. Ahora, un pequeño respiro. Hasta el jueves no vuelve a escena, cuando el Khimki visite el Palacio.

El Burgos cayó, sí. Sexta derrota y más colista, pero se dio un buen baño de autoestima. Y su afición vibró con el espectáculo. Los que estuvieron en el Coliseum repetirán seguro y fueron 9.234. Diego Epifanio, técnico local, leyó bien las limitaciones en la pintura del adversario y atacó por ahí. Con la garra de Saiz y Huskic y el talento de Thompson. Movió el balón para encontrarlos (23 asistencias). No le bastó para sumar el primer triunfo, aunque sí para detectar luz al final del túnel.

Chasson Randle

La primera parte la gobernaron Schreiner y las mejores acciones del curso del internacional Sebas Saiz (cedido por el Madrid), que atacaba el aro con todo. Enfrente, detalles de Doncic, un par de entradas de mérito de Yusta y poco más, incluido Chasson Randle. Lanzó dos triple en sus primeros segundos de acción (metió el primero) y de ahí hasta completar los siete minutos seguidos que pasó en pista no hizo más. Perdido atrás y aislado en ataque, situado casi inmóvil en la zona derecha por detrás del triple sin saber cómo participar.

Nos falta energía”, clamaba Laso al descanso (45-39). Y la encontró en Yusta y Campazzo, vitales en la reacción (26 puntos entre ambos en la segunda parte), y en Maciulis como cuatro. Y en la puntería de Rudy en el tramo final (8 tantos entonces). Los cambios defensivos limitaron al Burgos, que se había disparado en los dos periodos anteriores: 56 puntos en 20 minutos.

El Madrid dejó los deberes para el final casi por obligación, pero los entregó a tiempo sin Taylor (esguince de tobillo) y con Usman Garuba (15 años) en la convocatoria. El desgaste europeo iguala la Liga, aunque ahora es líder solitario después del tropiezo del Fuenla en casa.