Competición
  • Champions League

¿Y ahora, qué? Los Cavs operan en base a un futuro sin LeBron

NBA

¿Y ahora, qué? Los Cavs operan en base a un futuro sin LeBron

¿Y ahora, qué? Los Cavs operan en base a un futuro sin LeBron

Tras la salida de Irving, The Ringer publica que Dan Gilbert valora más el pick recibido que a Isaiah porque cuenta con la marcha de LeBron.
Final en vivo: Cavs vs Celtics, juego 7

Del traspaso de Kyrie Irving a los Celtics hay y seguirá habiendo muchísimo que analizar, especialmente desde el punto de vista de, precisamente, Kyrie Irving y los Celtics. Por eso solemos referirnos a la operación como el traspaso de Kyrie Irving a los Celtics. Pero, ¿y los Cavaliers?

La situación de los Cavaliers es extremadamente delicada. Un equipo que sintió en junio la diferencia real que había en ese momento entre ellos y los Warriors, que no hizo nada por reconvertirse en un bloque que mezcle mejor con el otra vez campeón y que con el mercado ya bastante limpio y el draft a la espalda descubrió (o al menos lo descubrimos los demás) que se iba a ver obligado a traspasar a Kyrie Irving. Y a hacerlo sin saber si LeBron James seguiría o no más allá de la próxima temporada.

LeBron, más fuera que dentro de los Cavs

Sobre esto último, existe la percepción (generalmente acertada) de que lo no suma, resta. Y lo que no sea confirmar un extremo acerca el contrario. Al menos en un caso así. En el entorno de LeBron no mueven un músculo para enviar mensajes contrarios, en todos los estratos de la NBA circula la opinión de que no seguirá en Cleveland y los Cavs tenían que manejar la salida de Irving sin saber si apostar por el presente (LeBron para rato) o por el futuro (LeBron para un año).

En ese sentido, el trade fue un brillante compromiso entre corto, medio y largo plazo: Isaiah Thomas, Jae Crowder, Ante Zizic, la jugosa primera ronda de los Nets en 2018 (seguramente top 5) y la segunda ronda de 2020 que desbloqueó el asunto cuando la lesión de cadera de Isaiah lo estaba enquistando. Sobre hacia dónde y cómo apunta la brújula de LeBron, lo último que sabemos es a través de Kevin O’Connor, que asegura en The Ringer que el propietario Dan Gilbert opera sobre la idea de que LeBron James se va a marchar. Él sabrá bien cómo de deteriorada está la relación entre un dueño desastroso y la megaestrella generacional que salvó su butaca y llevó a la franquicia al primer anillo de su historia. La era Gilbert está marcada por el simple hecho de que LeBron James nació en Ohio. Él no ha hecho casi nada (y la mayoría de lo que ha hecho se lo podría haber ahorrado). Solo ir a cobrar el billete de lotería que se encontró en el bolsillo de una chaqueta.

Volviendo a la línea que expresa O’Connor (después de hablar con personal de muchas franquicias, Cavs incluidos), LeBron James (y Tyronn Lue, que tampoco vive pensando en reconstrucciones) está en la línea mediática: Isaiah Thomas es la gran pieza en el retorno por Kyrie. Pero en la franquicia la pieza básica era el pick de los Nets. Y después de esta, Crowder, que es un chollo en el mercado actual: le quedan tres años en los que cobrara menos de 22 millones totales.

Zizic, Crowder y la primera ronda son piezas con las que, tal vez, buscar un bombazo en el mercado antes del cierre del mercado invernal. Los Cavs intuyen que tampoco les dará contra los Warriors por mucho que Thomas pudiera (está por ver) replicar la producción de Irving y que Crowder sea aun tipo de jugador muy útil para jugar contra los de la Bahía. Y un posible relevo en el quinteto para Kevin Love si esa bomba del mercado pasa por la salida del ala-pívot, que por otro lado podría acabar sobreviviendo a los otros dos miembros del big three en un irónico giro del destino. Ya habrá tiempo de pensar en Isaiah y en ese último año de contrato al que iba a seguir una mastodóntica exigencia económica para quien le quisiera. Una posición de fuerza ganada en la pista pero que ahora, y es una pena para un jugador que se ha sudado todo lo que ha conseguido, depende de esa cadera. También el bienestar de LeBron: si avanza demasiado la temporada con el base en proceso de recuperación, quizá las cosas vayan mal en el equipo y quizá eso termine de poner a LeBron en rampa de despegue. O quizá su decisión, esté tomada o no, no tenga finalmente nada que ver con eso. Pero los tres peores bases titulares en números defensivos la temporada pasada fueron Irving, Isaiah… y Derrick Rose, el otro recién llegado al backcourt de los Cavs. Jaqueca para todos. 

Los Cavs han manejado bien la tremenda patata caliente que era un Irving que, parece, ni siquiera pensaba presentarse al training camp. Han dejado atrás ofertas quizá mejores en el corto plazo o quizá más sugerentes para LeBron (los Suns, Bledsoe) para (un fino equilibrio) mirar al futuro sin desairar al Rey y acumulando piezas con las que atacar el mercado en los próximos meses o afrontar la reconstrucción el próximo verano. Queda mucho que pensar y mucho que hablar de los Cavs, aunque este haya sido, al fin y al cabo, el traspaso de Kyrie Irving a Boston Celtics.

0 Comentarios

Normas Mostrar