BUNDESLIGA

Así ayudó Anna Lewandowska a Robert Lewandowski a ser el delantero más temido

El delantero polaco tiene una preparación excelente apoyada en gran medida por los conocimientos y la implicación de su esposa.

Actualizado a

Robert Lewandowski es uno de los delanteros más temidos de Europa y candidato al próximo Balón de Oro. El delantero del Bayern es una máquina de hacer goles (lleva 14 en 11 partidos entre Bundesliga y Champions League esta temporada) y su rendimiento es más que evidente, pero además de una exigente preparación, entre los secretos del ariete se encuentra su esposa Anna Lewandowska, la encargada de que la nutrición del jugador sea la adecuada para seguir al máximo nivel a sus 33 años.

Anna es graduada en Educación Física y es especialista en nutrición, un aspecto que le ha servido a Lewandowski para complementar sus entrenamientos hasta alcanzar un nivel físico óptimo. Dentro de su plan, y gracias a su mujer, incluyó el zumo de remolacha y la abundancia de pescado fresco en su día a día, unos alimentos que se unen a las verduras y especias totalmente frescas mientras trata de evitar los productos con lactosa. "Lo más importante es el entrenamiento y la nutrición. Nos abstenemos de la lactosa y la harina de trigo. Se trata de usar alimentos de calidad", expresó la joven para Bild.

"Tortitas, brownies, espaguetis de verduras, cremas... También nos gusta comer pescado de alta calidad. A veces, después de los entrenamientos, bebemos zumo de remolacha con canela o pimienta de cayena", continuó. Además, tal y como desveló meses atrás, no comen frituras ni tampoco comida rápida. "Comemos carbohidratos y proteínas por separado. Además, solo buenos alimentos y sin lactosa. Una de las cosas más importantes es que no comemos alimentos fritos, y tampoco nada de comida rápida".

Experta en artes marciales y empresaria de éxito

Anna creció en un hogar en el que el arte estaba presente por todas partes. Su padre era director de fotografía y su madre y diseñadora de moda. Por la cabeza de Lewandowska deambulaban innumerables planes, pero en lugar de seguir los pasos de alguno de sus padres, como pensó en alguna ocasión, se convirtió en atleta, en una atleta de éxito además. Se dedicó al kárate, y ganó un total de 38 medallas en torneos mundiales, europeos y polacos. Pero tras su retirada ha seguido ligada al deporte y se ha convertido en una empresaria de éxito.

La polaca, toda una estrella en su país natal, dirige seis empresas con más de 100 empleados y tiene más de 3.5 millones de seguidores en Instagram, donde hace gala a menudo de un estilo de vida saludable basado en una buena alimentación y la práctica de ejercicio a diario. Por si fuera poco, ha escrito varios libros donde cuenta algunos de sus secretos sobre su modo de vida.

Se conocieron en un campamento deportivo

La pareja se conoció en 2007, cuando coincidieron en un campamento deportivo. Robert comenzaba a despuntar en Polonia, aunque todavía no había llegado a la primera división, y Anna practicaba kárate, un detalle que sorprendió al delantero y que por un momento dudó de que fuera verdad. Comenzaron una relación y en 2011 se comprometieron en Maldivas, aunque no celebrarían su boda hasta dos años después. Hoy pueden presumir de que su historia de amor es una de las más consolidadas del panorama futbolístico y tienen dos hijas: Klara y Laura.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?