FAMOSOS

Qué fue de Wesley Snipes: un pionero que salvó a Marvel, pero acabó en la cárcel

El actor norteamericano, que alcanzó su momento de gloria con Blade, ha atravesado por dificultades en los últimos años, aunque de alguna manera su carrera ha salido a flote.

Actualizado a
Wesley Snipes.

Sin duda alguna, si Wesley Snipes (58) vivió un momento de gloria sin discusión aconteció en la década de los noventa. Aprovechando la estela dejada por iconos del cine de acción como Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger, que elevaron el género a un nuevo nivel, el actor nacido en Orlando supo captar la atención de productores y directores y hacerse un hueco en las principales cintas de la época.

New Jack City (1991) fue el trampolín que el actor experto en artes marciales aprovechó para que su carrera despegara definitivamente. Fiebre salvaje, de Spike Lee y estrenada también ese mismo año, y Los blancos no la saben meter (1992), junto a Woody Harrelson, fueron la confirmación y la antesala de una amalgama de títulos que le convirtieron en un referente junto a otros aspirantes al trono como Steven Seagal.

Pasajero 57 (1992), que fue un verdadero éxito de taquilla, le puso bajo el foco mediático. Boiling Point (1993), Sol naciente (1993), Demolition Man (1993) Salto al peligro (1994), Asalto al tren del dinero (1995), Asesinato en la Casa Blanca (1997) o U.S. Marshals (1998), la secuela de El Fugitivo, dan buena cuenta de lo ocupado que estuvo el actor a lo largo de aquellos años.

Lo curioso es que, a pesar de que Wesley Snipes se estaba labrando una reputación en el cine de acción, fue capaz de no encasillarse y alternar golpes, explosiones y persecuciones con papeles dramáticos y cómicos como A Wong Foo, gracias por todo, Julie Newmar (1995), en la que interpretaba a una drag queen, o Waiting to exhale (1995) junto a Whitney Houston.

Wesley Snipes estuvo tres años en prisión.
Ampliar
Wesley Snipes estuvo tres años en prisión.Wesley Snipes

Y entonces llegó Blade (1998). Y para algunos paradójicamente el principio del fin. Y es que, a pesar del éxito, de adelantarse años a la fiebre del cine de superhéroes y ayudar a Marvel a superar una situación complicada, el papel del cazavampiros simplemente maquilló algunos fracasos de renombre, y además le confirió una fama de personaje elitista y malencarado que para muchos perdura.

Polémicas con Santiago Segura y Ryan Reynolds

Y si no que se lo pregunten al bueno de Santiago Segura, que compartió planos con Snipes en la segunda entrega. “Me trataba fatal y, cuando estrenamos en España y me aplaudieron el doble que a él, se me acercó y me dijo: ‘Oye, ¿tú eres famoso aquí? ¿Cómo no me dijiste nada?’”, se sinceraba el actor.

Que no ha sido el único en afear el comportamiento del actor norteamericano. Quienes estuvieron junto a él en el rodaje de Blade Trinity (2004) tampoco le lanzaban flores precisamente y es que el ambiente era irrespirable. "Nunca me encontré con Wesley Snipes en esta película, ni siquiera durante un segundo. Solo vi a Blade. Hablamos poco y recuerdo que una de las pocas cosas que me dijo fue: ‘Mantén la boca cerrada, vivirás más’", ha recordado en alguna ocasión Ryan Reynold, que en aquel momento estaba en las primeras etapas de su carrera.

De hecho, aquel rodaje concluyó con varias demandas y acuerdos extrajudiciales, iniciándose así la época más oscura de Wesley Snipes. En 2005 fue acusado de una evasión de impuestos millonaria y en 2008 fue condenado a tres años de cárcel, que sería su hogar desde finales de 2010, hasta mediados de 2013. Sylvester Stallone llegó al rescate para ofrecerle un papel en la tercera entrega de Los Mercenarios (2014), pero su carrera cinematográfica corría serio peligro.

Y entonces se convirtió en escritor. En 2017 publicó ‘Talon Of God’, una novela de fantasía urbana con relativo éxito a tenor de las críticas, aunque al final acabaría volviendo al redil para seguir explotando su faceta de actor.

Su amigo Eddie Murphy no le deja caer

Y sorprendentemente, en 2019, recibió el respaldo generalizado de la industria, con premios incluidos, por su papel secundario en Dolemite Is My Name, cinta protagonizada por Eddie Murphy sobre la vida del cineasta Rudy Ray Moore. Precisamente Murphy le ofreció un papel en la secuela de El príncipe de Zamunda (Coming 2 America) que ha sido estrenada en marzo de este mismo año.

Así pues, Wesley Snipes, que se ha casado en dos ocasiones y tiene cinco hijos, vive en la actualidad una segunda juventud si se permite la expresión. No es la estrella que fue durante buena parte de la década de los noventa y principios del nuevo siglo, pero ha sabido al menos reconducir en cierto modo su carrera y seguir explotando también su faceta de productor. Aunque no, no volverá a encarnar al cazavampiros en la versión actualizada que prepara Marvel, que será protagonizada por el oscarizado Mahersala Ali.

De su (fallido) proyecto para buscar al nuevo icono mundial del cine de acción, una especie de talent show denominado 'Project Action Star', quizá hablemos otro día.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?