EEUU

Un jugador de la NFL se vuelve loco en una pizzería porque no le gustó cómo le atendieron

El polémico Mark Walton ha sido arrestado una vez más después del espectáculo que organizó en un establecimiento de Pizza HutM en Miami.

Actualizado a

Mark Walton, jugador profesional de fútbol americano, es conocido fuera de la NFL por sus líos y encontronazos con la justicia. El joven de 23 años ha sido detenido por la policía numerosas veces en los últimos tiempos, y no hay señal alguna de que tenga previsto bajar el ritmo. El último episodio de su larga lista de altercados, sucedido el pasado 31 de enero, le ha vuelto a colocar en el ojo del huracán por razones extradeportivas.

Ampliar
Getty Images

Según ha publicado TMZ, Walton protagonizó una trifulca nocturna en uno de los establecimientos de Miami de la conocida cadena de comida rápida Pizza Hut. Al parecer, el jugador había hecho un pedido por teléfono y no quedó nada satisfecho con el empleado que le atendió, así que decidió presentarse personalmente en el local para pedir explicaciones.

Al llegar al lugar junto a su primo, Walton perdió la cabeza al enterarse que su pedido había sido cancelado, y se puso a dar golpes a los cristales y a intentar derribar una puerta con intención de acceder a donde se encontraban los trabajadores. Fue entonces cuando su primo trató de intervenir para frenar el alboroto, provocando que el jugador se le lanzara encima.

La policía no tardó en acudir al establecimiento y detener a Walton bajo los cargos de allanamiento y alteración del orden público. Su primo, por otro lado, tuvo que ser atendido por los paramédicos dadas las heridas que le había causado el jugador, aunque se negó a dar explicaciones sobre lo ocurrido.

Las últimas polémicas de Walton

Tan solo a lo largo de la temporada 2019, Walton se vio envuelto en varios escándalos diferentes. En enero de ese año fue arrestado por posesión de marihuana. En febrero, le arrebató un teléfono móvil a un viandante con el que se cruzó en una calle de Miami. Al mes siguiente, en un control policial de carretera, el jugador salió huyendo y fue acusado de portar un arma de fuego, resistencia a la autoridad sin violencia, posesión de marihuana y conducción imprudente.

Y para rematar, en noviembre, una mujer a la que había dejado embarazada le denunció por haberla golpeado después de que le revelara que él era el padre de la criatura. Los Miami Dolphins, el último equipo en el que militó el jugador, le despidieron fulminantemente después de este suceso. En 2020, Walton no consiguió fichar por ningún equipo, y, a día de hoy, sigue siendo un agente libre en el mercado de la NFL.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?