ESTADOS UNIDOS

Un exjugador de la NFL lame la cara de su pareja para contagiarle el coronavirus

El exdefensa y actual presentador deportivo Jim Hill ha sido acusado de violencia doméstica y ha recibido una orden de alejamiento.

Un exjugador de la NFL lame la cara de su pareja para contagiarle el coronavirus

El exjugador de la NFL y en la actualidad presentador de deportes Jim Hill ha sido denunciado por violencia doméstica después de que atacara a su mujer intentando contagiarla con coronavirus. Los hechos se remontan al pasado 14 de marzo, pero no ha sido hasta ahora cuando ha salido a la luz la denuncia gracias al portal estadounidense TMZ Sports.

El que fuera defensa de los San Diego Chargers, Green Packers o Cleveland Browns en la década de los 70 cogió un palo de gol para sujetar contra la pared y por el cuello a su esposa Lori Lee después de que esta le preguntara sobre un supuesto viaje que había realizado a Texas, aunque en realidad lo había hecho a Las Vegas. Pero no solo la sostuvo amenazante, sino que Lee asegura que Hill le lamió la cara para contagiarle el Covid-19 con el que según él se habría infectado en un partido de Los Ángeles Lakers.

Jim Hill, junto a su esposa Lori Lee.

Actualmente Hill trabaja como presentador principal de deportes y director deportivo en KCBS-TV, un canal de televisión de Los Ángeles propiedad de CBS. Y es que en la ciudad del oeste de Estados Unidos se está hablando mucho del incidente que ha protagonizado el exjugador. De hecho, ha recibido una orden de alejamiento y no podrá acercarse a su mujer hasta que tenga lugar el proceso judicial por la acusación de violencia doméstica.

Así, ha tenido que buscar una nueva casa en Los Ángeles y está siendo el objetivo de numerosas críticas mientras el coronavirus se extiende por todo el país. En total, han sido diagnosticados con Covid-19 más de 300.000 personas y más de 8.000 han perdido la vida. El foco principal se encuentra en el estado de Nueva York con la mitad de las muertes, aunque la cifra será mucho mayor en los próximos días.