NATACIÓN

La esposa de Michael Phelps confiesa su miedo a perderlo por la depresión que padece

Nicole ha explicado la manera en la que ha intentado ayudar al nadador y el remedio que han encontrado para ocupar el tiempo en plena pandemia.

Actualizado a
La esposa de Michael Phelps confiesa su miedo a perderlo por la depresión que padece

Nicole Phelps ha abierto su corazón en una entrevista para el medio estadounidense Today y ha confesado el gran miedo que siente a perder a su marido por la depresión que padece. Su esposo, el laureado nadador Michael Phelps, ya aseguró hace un tiempo que cree que nunca va a poder curarse del todo e incluso reconoció haber temido por su vida por los pensamientos que de vez en cuando acuden a su mente: "Soy alguien que ha pasado por al menos tres o cuatro periodos de depresión fuerte después de los Juegos Olímpicos y llegué a poner mi vida en peligro", declaró.

Ahora, la que ha sido su mujer desde 2016 y con la que tiene tres hijos, ha revelado su temor diario por la enfermedad de su marido poniéndose en la piel de Vanessa Bryant el día que perdió a Kobe en un accidente de helicóptero. "Después de que Vanessa perdiera a Kobe, todo lo que pude hacer fue mirar a Michael y decir: '¿Podemos ayudarte? Porque si te pierdo, no sé qué voy a hacer'", explicó la ex Miss California. “Michael es el padre y marido más asombroso que podría haber pedido”.

Ella se ha volcado con él y ha tratado de ayudarlo de todas las maneras posibles, pero finalmente se dio cuenta de que solo puede hacerlo hasta cierto punto y es necesario saber cuándo y cómo puedes ayudarlo y cuándo no. "Solía pensar: '¡Oh, puedo arreglarlo! Puedo ser terapeuta, puedo ser lo qué el necesita'. Pero lo que he aprendido es que no puedes hacerte cargo de cómo se sienten, no importa cuánto lo quieras", detalló.

La pandemia acrecienta el problema

Por otro lado, la pandemia de coronavirus no ha hecho más que acentuar el estado de Michael y así lo hizo saber hace un mes para Today Parents: "Nicole me ama y quiere ayudar, quiere que mejore. Pero ella misma está luchando. También necesita ese apoyo porque sé que es difícil para ella", confesó antes de añadir que ha atravesado "altibajos aterradores".

Michael y Nicole comparten el cuidado de sus tres hijos: Boomer, de 4 años, Beckett, de 2, y Maverick, de tan solo 16 meses. Ellos quieren continuamente acercarse a su padre, por eso, sobre todo al mayor, han tenido que explicarle que el nadador necesita su espacio para mejorar: "Los chicos quieren estar cerca de Michael cuando él está teniendo un día difícil. Quieren intentar hacerle feliz, especialmente Boomer porque es el mayor. Así que le dijimos: 'Oye, Booms, papá lo está pasando mal y solo necesita tomarse un momento para estar solo'. Queremos que Boomer entienda que no se trata de él, se trata de Michael".

Afortunadamente la pareja ha conseguido hallar una pequeña rutina con la que Phelps, acostumbrado a viajar y competir continuamente, ha podido ocupar una mayor parte del tiempo en plena pandemia: han comenzado a hacer deporte juntos y Michael ha preparado la cena para la familia todas las noches. "Definitivamente hemos crecido juntos a través de esto y hemos aprendido mucho. No es fácil, pero estoy casada con el ser humano más increíble", concluyó Nicole.

La carta de Michael Phelps

"Esta enfermedad nunca desaparece. Te da días buenos y otros malos. No alcanza una meta final. Lo he explicado muchas veces. La historia ha sido siempre la misma: habéis contado que Michael Phelps ha tenido depresión, la ha superado tras someterse a tratamiento, ha recogido un abanico de oros olímpicos en Río y ahora todo será perfecto. Ojalá fuera cierto (…), pero no lo es. Creerse eso es caer en la ignorancia. Alguien que no entiende a qué se enfrenta una persona que sufre ansiedad o depresión no tiene ni idea…", explicó en una carta a ESPN.

"La pandemia es un reto al que nunca pensé que me enfrentaría. Toda la incertidumbre, estar encerrado en casa, y todas las preguntas: ¿cuándo acabará?, ¿estoy haciendo lo correcto? Estoy acostumbrado a viajar, competir, tratar con la gente… Ahora mis emociones me envuelven. Siempre estoy pendiendo de un hilo. Siempre a la defensiva. Salto muy fácilmente", expresó.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?