TELECINCO

Christofer abandona el 'Sábado Deluxe': "Se me está humillando como nunca en la vida"

El exconcursante de 'La isla de las Tentaciones' fue al programa para prestarse al polígrafo junto a su prometida Fani, y junto a Rubén.

Christofer abandona el 'Sábado Deluxe': "Se me está humillando como nunca en la vida"
Telecinco.

Una semana más, el programa de 'Sálvame' ha vuelto a sorprender con su 'Sábado Deluxe'. Los protagonistas esta vez fueron los participantes de la primera edición de 'La isla de las Tentaciones' Fani y Christofer, que junto a Rubén -el tentador que se acabó acostando con Fani- se prestaron para ser juzgados por el polígrafo.

La noche ya comenzaba tensa, pues la pareja, nada más entrar al plató, anunciaba que estaban "peleados", aunque se trataban de temas sin demasiada importancia. Sin embargo, el enfado fue a más según avanzaba el programa.

Christofer fuera del plató

Lo más destacable al inicio fue ver a Christofer fuera del plató, en una sala VIP para tratar de no ver ni coincidir con Rubén. El prometido de Fani aseguraba estar "muy incómodo", añadiendo que estaba en el programa por el dinero: "Estoy aquí porque es trabajo, por motivos económicos".

Con el transcurso del 'Sábado Deluxe' y con los resultados del polígrafo, Christofer aparecía más y más apagado. Eso, unido a que estaba completamente solo en todo momento, le hizo estar "a punto de llorar", según la presentadora María Patiño.

El abandono del programa

Como señalábamos anteriormente, la incomodidad de Christofer crecía por momentos, hasta que un comentario de Kiko Matamoros le hizo saltar. Y es que el colaborador del programa hizo mención a que la sala donde se encontraba el exconcursante de 'La isla de las Tentaciones' es la 'sala ciervo'. "Estoy en una sala VIP, aquí no hay ningún ciervo", apuntaba Christofer. A ello se unió que el programa pusiese en el plató la canción de 'El venao', provocando que éste se marchase.

Fani y María Patiño trataron de convencerle para que regresase al plató, pero Christofer aseguraba estar dolido: "Esto no, esto no... Se me está humillando como nunca en la vida". Por su parte, Estefanía, enfadada, le recriminaba que "sabía a lo que venía", y pidiéndole que se comportase "como un adulto".

Sin embargo, lejos de recapacitar, éste acabó reprochándole a su pareja las risas mientras la canción sonaba, sabiendo que él estaría mal, y añadiendo que no había ido al programa de 'Sálvame' para "hacer un circo". Por su parte, Estefanía volvió a entrar al plató cabreada, asegurando que no quería verle, y esperando que "no fuese a dormir a casa".