ASESINATO

El asesino de John Lennon pide perdón casi 40 años después

Mark David Chapman ha pedido perdón a Yoko Ono por el asesinato del cantautor en su última audiencia por adquirir la libertad condicional, la cual ha sido denegada.

El asesino de John Lennon pide perdón casi 40 años después
As.com

El 8 de diciembre de 1980 fue un día triste para el mundo de la música, y sobre todo, para cualquier fan de The Beatles, y es que fue el día en el que John Lennon fue asesinado por un fan, Mark David Chapman, frente a la casa del artista en Nueva York, y bajo la atenta mirada de Yoko Ono, artista y pareja de Lennon. Tras recibir varios balazos, y de camino al hospital, John Lennon falleció tras una exitosa carrera como 'beatle' y como artista en solitario.

De hecho, el próximo 8 de diciembre se cumplirá el 40 aniversario de su muerte, y antes de que llegase aniversario, hace un mes, el asesino del cantautor pidió perdón a Yoko Ono, calficando como un "acto despreciable" lo que había hecho. Ello lo dijo en una audiencia en la que poco después le negarían la libertad condicional por undécima vez, señalando que "sería incompatible con el bienestar de la sociedad".

Chapman mató a John Lennon para "tener una identidad propia"

Con solo 25 años, Mark David Chapman fue condenado a cadena perpetua con opción a pedir la libertad condicional tras cumplir 20 años en la cárcel, y es que el asesino del cantautor ha asegurado en repetidas ocasiones que mató a John Lennon para ser reconocido y "tener una identidad propia".

En la audiencia del Centro Correccional Wende en Nueva York, Chapman señalaba que: "Solo quiero reiterar que lamento mi crimen. No tengo excusa. Esto fue para vanagloriarme. Creo que el peor crimen que puede haber es hacerle algo a una persona inocente".

Añadía además que: "[John Lennon] era extremadamente famoso. No lo maté por su carácter o la clase de hombre que era. Era un hombre de familia. Era un icono. Era alguien que hablaba de cosas de las que ahora podemos hablar y eso es fantástico. Lo asesiné porque era muy, muy, muy famoso y esa es la única razón, y yo estaba buscando la gloria personal, estaba siendo muy egoísta". El autor del asesinato quiso recalcar su egoísmo: "Quiero enfatizar que fue un acto extremadamente egoísta. Lamento el dolor que le causé a ella [Yoko Ono]. Pienso en aquello todo el tiempo".

Con 65 años, Mark David Chapman es un hombre casado, y en su undécima solicitud por la libertad condicional, ha vuelto a ser rechazado, aunque en dos años podrá volver a pedir la libertad condicional. Antes de que se dictaminase la sentencia, el autor del asesinato apuntaba que: "Cuando tramas el asesinato de alguien y sabes que está mal, y lo haces por ti mismo, mereces la pena de muerte. Si la ley y ustedes deciden dejarme aquí por resto de mi vida, no tengo ninguna queja".