SEPARACIÓN

Las condiciones de Paloma Cuevas para su divorcio de Enrique Ponce

Mientras Ana Soria niega la primera crisis con su pareja, Paloma habría hecho saber sus deseos de cara a la mediática separación del torero valenciano.

Las condiciones de Paloma Cuevas para su divorcio de Enrique Ponce

La sonada ruptura entre Enrique Ponce y Paloma Cuevas sigue coleando mientras la pareja dirime las condiciones para su divorcio. Ambos quieren mantenerse alejados del foco mediático y por eso intentarán evitar tediosos procesos judiciales que puedan copar las portadas de la prensa del corazón y también enfrentamientos que puedan hacer daño a sus dos hijas. Por eso, optarán por una separación de mutuo acuerdo pero con Paloma poniendo sobre la mesa varias exigencias, tal y como ha publicado 'Look'.

En las últimas semanas se ha ido publicando que tanto Cuevas como Ponce decidieron designar un único abogado para la batalla legal, pero para que se firme un acuerdo, la custodia deberá ser en solitario para Paloma, según la información publicada en dicho portal. Así, la pareja no tendría la custodia compartida pero sí un régimen que permitiría al torero valenciano ver a sus pequeñas con asiduidad.

El trato le permitirá verlas durante mucho tiempo siempre que sus compromisos profesionales y la temporada taurina se lo permita, pero tendrá que abandonar el que ha sido el hogar conyugal de la pareja. En este lugar vivirán las dos niñas junto a su madre, de modo que Enrique Ponce tendrá que mudarse inmediatamente a la casa que ambos estaban reformando en la exclusiva urbanización 'La Finca' de Pozuelo de Alarcón, a las afueras de Madrid.

Por el momento, y siempre según 'Look', la pareja pretende resolver los asuntos más urgentes de su divorcio que son los que tienen que ver con el bienestar de sus hijas antes de entrar en materia económica para disolver la sociedad de gananciales que firmaron cuando se casaron.

Ver esta publicación en Instagram

El mar y tú 🤤❤️

Una publicación compartida de Ana (@anasoria.7) el

En medio de este proceso, Ana Soria ha tenido que salir al paso de los rumores para negar una crisis con el diestro valenciano después de las imágenes publicadas por diversos testigos que afirmaron ver una disputa entre ambos en la playa. Por si fuera poco, la joven tendrá que hacer frente además a su exnovio Joaquín, que visitó el plató de 'Viva la vida' este fin de semana asegurando que ella le había contado que "un torero mayor" la hablaba por Instagram.