NBA

Paul Pierce confiesa que llevó pistolas para "matar" tras recibir 11 puñaladas en el 2000

El que fuera alero de los Boston Celtics ha recordado en una entrevista el terrible momento que vivió en un local nocturno antes de su tercera temporada.

Paul Pierce confiesa que llevó pistolas para "matar" tras recibir 11 puñaladas en el 2000

Paul Pierce escribió una de las páginas más importantes en la historia de la NBA y especialmente de la laureada franquicia de los Boston Celtics, pero todo podría haber sido muy diferente tras el fatídico percance que vivió el 25 de septiembre del año 2000. Ese mismo día y a punto de comenzar su tercera temporada en la liga, recibió once puñaladas en cara, cuello y espalda en un club de la ciudad y estuvo a punto de morir desangrado. Fue la rápida intervención de Tony Battie y de su hermano Derrick lo que permitió que pudiera recuperarse de unas heridas que revestían extrema gravedad.

El alero disputó todos los partidos de la liga regular y promedió más de 25 puntos por partido, pero lo que nadie sabía es el sufrimiento que Pierce ocultaba a base de canastas en la pista. Ahora, casi 20 años después de aquel suceso, el '34' ha abierto su corazón para explicar cómo vivió esos momentos: "Mucha gente no lo sabe, pero durante dos años estuve llevando dos pistolas siempre conmigo. Estaba paranoico... No podía estar en aglomeraciones con mucha gente, no podía dormir... Necesité que la policía vigilara mi casa las 24 horas del día durante mucho tiempo", explicó.

Ver esta publicación en Instagram

At a loss for words right now we love u my brother 😢😢😢rest easy King #mambamentality4ever

Una publicación compartida de The Truth (@paulpierce) el

Según su testimonio en el podcast 'All the Smoke', iba armado preparado para "matar a alguien" en cualquier momento. "Te cambia, amigo. No sabes dónde ir, no sabes a quién mirar, estás alerta, realmente alerta, en plan: 'Tío, voy a matar a alguien", añadió. Y es que el exjugador todavía se estremece al recordar aquella noche en el Buzz Club de Boston, desvelando además que todo ocurrió por una mujer.

En dicho local comenzó a hablar con dos chicas y enfadó así a William Ragland, que le golpeó con una botella en la cabeza antes de propinarle puñaladas en la espalda, en el estómago, en la cara y en el cuello. El atacante fue condenado a siete años de cárcel en 2002, y otro hombre, Trevor Watson, a uno acusado de golpear a Pierce durante el ataque.

Durante su trayecto al hospital, Paul Pierce no dejaba de repetir que no quería morir, pero la rápida actuación de sus amigos y de los sanitarios le permitieron sobrevivir y convertirse en uno de los jugadores más destacados de la NBA. 'The Truth' figura en el 15º lugar en la lista de anotadores de todos los tiempos con 26.397 puntos anotados en 19 temporadas con los cuatro equipos en los que militó. Además, fue 10 veces All-Star y se proclamó campeón en 2008.