CORONAVIRUS

La aplaudida última acción del chef José Andrés con un crucero en cuarentena

El cocinero español ha decidido volcarse con la emergencia del coronavirus con el Grand Princess, que presenta 21 casos positivos.

jose andrés chef crucero grand princess coronavirus

En medio de toda la crisis sanitaria mundial generada por el brote de coronavirus, en las últimas horas una de las personalidades más respetadas de Estados Unidos ha decidido no quedarse de brazos cruzados y actuar. Se trata del reconocido chef español José Andrés, que ha querido solidarizarse con los pasajeros del crucero Grand Princess, que permanecen en cuarentena.

Más de 3.000 personas a bordo

Con miles de personas a bordo, este lujoso crucero vio cómo el pasado lunes daban positivo 21 personas por coronavirus, atracando finalmente en el Puerto de Oakland, situado en California. Hasta allí, José Andrés y todo su equipo se han desplazado en las últimas horas para poder abastecer de comidas preparadas a los más de 3.000 personas que se encuentran en la nave.

“El equipo de WCKitchen ya está listo con el almuerzo para los invitados que salen hoy y cargaremos las comidas para la cena en el barco… ¡Deseamos lo mejor para todos a bordo!”, compartió el mismo chef español en sus redes sociales en el momento en que llegaron al puerto. Allí, a escasos metros del crucero, montaron en apenas unas horas un gran dispositivo que también compartió en sus redes.

Trabajando día y noche para ofrecer comidas

Totalmente admirable las acciones que está llevando a cabo tanto José Andrés como todo su equipo trabajando día y noche para que todas las personas que permanecen a bordo puedan continuar con absoluta normalidad la cuarentena. Ejemplo de ello fue la pasada noche, en la que varios miembros del equipo continuaron trabajando para ofrecer el desayuno y comida del día siguiente.

No es la primera vez que José Andrés trabaja con World Central Kitchen en actos solidarios, y es que el chef español es ya un habitual sirviendo comidas calientes a aquellas personas que se ven afectadas por zonas catastróficas o situaciones difíciles, siendo una última prueba de ello los pasajeros del Diamond Princess.

Hasta la fecha, lo único que se sabe sobre el futuro de estos pasajeros es que serán evacuados del crucero de forma continuada, en un proceso que, según asegura el New York Times, llevará más de dos o tres días de duración. Tras abandonar la nave, tendrán que permanecer en una cuarentena obligatoria durante los próximos 14 días.