JUICIO

La Fiscalía pide dos años de cárcel para el exconcursante de 'GH' acusado de abusos sexuales

José María López está sentado en el banquillo después de que Carlota Prado destapara el presunto crimen sucedido en 'Gran Hermano Revolution'.

La Fiscalía pide dos años de cárcel para el exconcursante de 'GH' acusado de abusos sexuales

Nueva noticia en el caso de la supuesta violación sufrida por Carlota Prado, exconcursante de 'Gran Hermano Revolution', por parte de su compañero y pareja dentro de la casa, José María López, durante la noche del 3 de noviembre de 2017 en la que se celebró una fiesta en Guadalix de la Sierra.

 El escándalo que supuso, hace unos meses, la revelación de los hechos por la joven en una entrevista exclusiva, y sus declaraciones acerca de que el programa había tratado de ocultar el suceso, ha llevado, de hecho, a que Mediaset decida no poner en marcha una nueva edición del reality, pese al éxito cosechado con la emisión de 'GH Vip 7', que tuvo ayer su final. Pero independientemente de las consecuencias mediáticas, Prado y López se encuentran ahora a las puertas de un juicio (aún sin fecha) sobre el que hoy se ha podido conocer nueva información.

Carlota Prado en 'Gran Hermano: Revolution'.

Y es que la Fiscalía de Madrid ha presentado esta mañana su escrito de acusación contra el joven, reclamando dos años de cárcel para él, al margen del pago de una indemnización de 6000 euros a Prado. Una cantidad que también exige que abone la productora del programa, Zeppelin TV, en cuestión de un delito de daños por haber enseñado a la mañana siguiente a que se produjera el supuesto abuso, imágenes del mismo a la exconcursante, sin apoyo psicológico de ningún tipo.

En el texto que ha entregado el Ministerio público, se indica además que José María López actuó "guiado por un ánimo libidinoso y a sabiendas del estado de semiinconsciencia" de Prado, que se encontraba bajo los efectos del alcohol aquella noche, un alcohol, que, como se señala también en el mencionado texto, "el programa suministró a los concursantes".

La Fiscalía asegura que el exconcursante se aprovechó de esta circunstancia y "comenzó a realizar bajo el edredón movimientos de claro contenido sexual, pese a que ella, balbuceando débilmente, dijo 'no puedo'". En cuanto a la exhibición del vídeo de este acto a Prado por parte del programa, el texto de la acusación detalla que desencadenó en la joven "un incremento del estado de desasosiego, trastorno y perturbación de ánimo que los hechos sufridos horas antes habían producido en ella".