Acoso sexual

Plácido Domingo, sobre las acusaciones: "Me he sentido condenado por anticipado"

El cantante reconoce haber pasado meses difíciles e inimaginables después de ser acusado por once mujeres de acoso sexual.

Actualizado a
Plácido Domingo, sobre las acusaciones: "Me he sentido condenado por anticipado"

Plácido Domingo ha roto al fin su silencio después de que once mujeres le acusaran de acoso sexual y de que se viera obligado, por este hecho, a dimitir de su puesto como director general de la Ópera de Los Ángeles. Además, canceló todas las actuaciones que tenía previstas y pasó los peores meses de su vida, como ha reconocido ahora en una entrevista para El Confidencial poco antes de volver a actuar en el Palau Les Arts de Valencia protagonizando Nabucco, de Verdi.

"La acusación y la sentencia vinieron instantáneamente de la mano y no hubo que hacer más que guardar la calma y el silencio hasta que pasó el furor", reconoció el artista, aunque inmediatamente después describió los meses pasados como los "más difíciles" e "inimaginables". "Activo como lo he sido toda la vida, me sentí frustrado al no poder cantar cuando sabía que debía de estar sobre el escenario", confesó, cancelando además varias actuaciones también en Nueva York.

Ampliar
Christian CharisiusGTRES

 Durante ese tiempo, Plácido continuó "trabajando, estudiando, ensayando y actuando", puesto que eso es lo que le "da la serenidad que necesito para afrontar esta pesadilla", apuntó. A sus 78 años, tiene ya apuntados varios compromisos laborales hasta 2021 pero se plantea retirarse de la profesión a la que tanto ha dado después de cumplir los 80.

El cantante ha negado todas las acusaciones y confiesa que se ha visto juzgado antes de que haya una sentencia. "Esta es una causa mediática, de opinión pública. Y me he sentido juzgado, sentenciado y condenado por anticipado", asegura. De igual manera, se defendió de las críticas que recibió después de emitir su primer comunicado, donde afirmó que "las normas y estándar de la actualidad son muy diferentes hoy de lo que eran en el pasado", palabras que muchos interpretaron como tolerancia con el acoso y los abusos sexuales. "Me refería sobre todo a la cultura del piropo. He sido galante. Pero siempre en los límites de la caballerosidad, el respeto y la sensibilidad", expresó.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?