BODA DEL AÑO

Sa Fortalesa: el lugar donde se casan Rafa Nadal y Mery Perelló

El tenista y su prometida se casarán el sábado en una fortaleza inexpugnable que fue meca del arte vanguardista antes de ser la propiedad más cara del país.

Sa Fortalesa: el lugar donde se casan Rafa Nadal y Mery Perelló

Sigue todas las noticias sobre la boda entre Rafael Nadal y Mery Perelló en vivo y en directo, evento que se celebra este sábado, 19 de octubre en la finca de Sa Fortalesa (Mallorca).

Rafa Nadal y Mery Perelló cuentan las horas para darse el 'sí, quiero' el próximo sábado 19 de octubre a las 12 de la mañana y hacer oficial así un compromiso de amor que han estado creando y alimentando desde 2005. El lugar que han elegido para tan destacado momento ha sido Sa Fortalesa, en el municipio de Pollença de su Mallorca natal, un emplazamiento cargado de historia y en el que tendrán asegurada la privacidad y la discreción que siempre ha caracterizado su relación dado que es totalmente inexpugnable por tierra, mar y aire.

Esta majestuosa edificación comenzó a construirse en los primeros años del siglo XVII para defender la isla de los ataques por mar, especialmente de sarracenos. Sus llegadas a las costas de Pollença se intensificaron a finales del siglo XVI y en 1613 incluso consiguieron secuestrar a diez vecinos, por lo que el juez Gabriel Martorell propuso la creación de una fortaleza para terminar con los asedios. No tardarían ni diez años en comenzar a construir la Fortaleza d'Albercuix, hoy llamada Sa Fortalesa, un conjunto de edificios comunicados a través de galerías y jardines diseñado por Antonio Saura y construido por Gabriel Ballester, aunque tuvieron que ver cómo se derrumbaba y esperar medio siglo para una nueva inauguración reinando ya Carlos II.

Su planta hexagonal es única en Baleares y muy rara en la península, como destacan los historiadores de la zona, y está rodeada de un foso en el que se parapetaban hombres con sus fusiles y varios edificios donde situaban los cañones. Para evitar la entrada de intrusos por la retaguardia se hizo únicamente una entrada con un puente levadizo, una situación que aguanta hasta nuestros días y que ha provocado que los novios hayan dispuesto una flota de autobuses para trasladar a los invitados desde la academia del tenista en Manacor.

De fortaleza a meca del arte

Ya en 1919, la propiedad fue adquirida por el pintor argentino Roberto Ramaugé por 45.000 pesetas y reformada por el escultor José de Creeft, que dispuso nuevos elementos en la ornamentación y en los jardines para crear un emplazamiento idílico. Esto supuso la llegada de diversos artistas de la época como Joaquín Sorolla, Andrés Segovia, Bernareggi o Anglada Camarassa, aunque todo se truncó con el estallido de la Guerra Civil. En 1936 fue ocupada por militares franquistas y no sería hasta 1984 cuando los herederos de Ramaugé pudieron recuperar la propiedad. Eso sí, las esculturas de De Creeft y la mayor parte de las posesiones de la familia del pintor habían sido sustraídas.

En propiedad de un millonario británico desde 2011

Los descendientes de Ramaugé decidieron vender Sa Fortalesa a John Ogden por 650 millones de pesetas, que realizó un sinfín de reformas hasta que la puso a la venta nuevamente en 2008. Se convirtió en la propiedad más cara de España y fue ofrecida al Consell de Mallorca por 16,5 millones, tal y como apunta el diario Última Hora, pero finalmente declinaron realizar dicho desembolso. Sí lo hizo en 2011 el político y financiero británico James Lupton, que pagó alrededor de 40 millones de euros.

Lupton pertenece a la Cámara de los Lores, cofundó la oficina Greenhill & Co, fue presidente de Greenhill Europa hasta 2017 y además tesorero del Partido Conservador en Reino Unido. En la actualidad, es consejero en Lloyds y cuenta con una fundación que desarrolla su actividad gracias al trabajo de su mujer Beatrice y sus hijos.

El británico se encuentra en una gran batalla con el gobierno de las Islas Baleares, que entienden que Sa Fortalesa es un bien de interés cultural y que debería tener facilitado el acceso al público a pesar de ser una propiedad privada. Han existido negociaciones durante años y una enorme polémica, pero la situación continúa exactamente igual, con la finca totalmente inexpugnable salvo para aquellos que desembolsen el precio de su alquiler: 40.000 euros al día.

Las características de Sa Fortalesa

Este lugar ya fue elegido para sus respectivas bodas por Gareth Bale y Rudy Fernández, además de para la grabación de algunas series por parte de grandes empresas como BBC o Netflix. Dispone de más de 87.000 metros cuadrados con jardines, piscinas, acantilados e incluso un helipuerto, aunque el acceso por carretera, por aire o por mar está totalmente restringido. Alrededor del edificio principal existen otras seis casas con 17 dormitorios en las que se alojarán los familiares cercanos de Rafa Nadal y de Mery Perelló para vivir las horas previas a la boda y poder prepararse para el evento del año en la más estricta intimidad y disfrutando de un lugar realmente increíble.