MeToo

Jennifer Aniston confiesa que ella también fue una víctima del productor Harvey Weinstein

La actriz ha explicado en una entrevista para 'Variety' cómo lo pasó la única vez que trabajó para el magnate de Hollywood.

Actualizado a

En octubre de 2017 surgió el movimiento #MeToo para denunciar las agresiones y acoso sexual a raíz de las acusaciones contra el productor y magnate de Hollywood Harvey Weinstein. El movimiento surgió en forma de hastag y se viralizó a través de las redes sociales. Desde entonces han sido muchas las actrices, periodistas o productoras que han puesto cara a dichas acusaciones contra el productor, la última en hacerlo ha sido Jennifer Aniston.

La actriz californiana de 50 años ha hablado recientemente en una entrevista, donde ha relatado como fue la experiencia cuando trabajó para Harvey Weinstein durante el rodaje en 2005 de la película ‘Sin Control’, filme en el que trabajó también con el actor Clive Owen.

“Tuve que interactuar con él varias veces. La vez que más recuerdo fue durante la cena posterior al estreno del filme. Yo estaba sentada en una mesa con Clive, con los productores y con un amigo mío y él de repente llegó y lo primero que hizo fue a acercarse a mi amigo y ordenarle que se levantara”, ha comenzado explicando la actriz para su entrevista en Variety.

Comportamiento asqueroso

“Yo no podía creerlo. Pero mi amigo no tuvo más remedio que levantarse y ponerse en otro sitio en la mesa para que Harvey se sentara a mi lado. Fue una demostración del nivel de comportamiento asqueroso y prepotente que tenía relacionándose con todo el mundo”, ha continuado explicando la californiana.

Con estas palabras podemos hacernos una idea de cómo era el magnate y como trataba a las personas utilizando su poder. Jennifer ha destacado su personalidad prepotente y ha reconocido que debido a su condición como actriz, siendo una de las más importantes de Hollywood, Harvey nunca abusó de ella: “De mí nunca intentó abusar”.

Marchesa

Sin embargo, ha seguido relatando para Variety alguna que otra experiencia más con el productor, como cuando la mujer de Harvey entró en el mundo de la moda y quiso hacer que Jennifer vistiera sus vestidos para promocionar la marca de esta: “Recuerdo que aquel año su exmujer Georgina había empezado a diseñar su marca Marchesa. Y él decidió venir a visitarme a Londres mientras estábamos rodando la película para decirme que le gustaría que llevara uno de sus vestidos a la premier”, a lo que ha añadido: “Yo miré el catálogo y en aquella época Marchesa no era lo que es hoy. Simplemente, su ropa no era para mí. Pero él insistió en que tenía que llevar un vestido diseñado por Georgina. Aunque no sirvió de nada porque yo le dije que no. ¿Qué iba a hacer? ¿Obligarme?”, ha finalizado la actriz.

Hace unos días salió a la luz el encontronazo de Brad Pitt con el magnate y ahora de nuevo sale a la luz de un nuevo abuso por parte de este, en el que hemos visto como el productor neoyorquino siempre ha intentado favorecerse de su posición de poder dentro del mundo del cine, aunque finalmente y para el bien de todos esto no ocurrirá nunca más.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?