PRIMERA

Los cabestros 'Ronaldo' y 'Messi', las estrellas de los sanfermines

Son dos de los 20 bueyes que la ganadería El Uno traslada a Pamplona. 'Ronaldo' es el más rápido y el que suele ir siempre delante de la manada de toros.

Actualizado a

Por segundo año consecutivo, los cabestros de la ganadería El Uno están siendo los protagonistas de los sanfermines, los encierros son más rápidos que nunca y la tasa de heridos es la más baja de las últimas décadas. Los responsables de ello son Messi y Ronaldo, los mejores cabestros de la ganadería, los encargados de ir siempre delante de la manada de toros.

En la propia página web de la ganadería (ganaderíaeluno.com) destacan la habilidad de estos dos cabestros para hacer sus trabajo: “El pasado año, en 2018, nuestro buey Ronaldo fue la gran atracción de las calles de Pamplona, por su velocidad y ritmo en las carreras, abriendo camino y liderando la manada todos los días. Para este año (2019) tenemos preparada una sorpresa, una nueva “estrella” que debutará por las calles navarras. ¿Adivináis el nombre?”.

El cabestro Ronaldo en la finca de la ganadería El Uno.
Ampliar
El cabestro Ronaldo en la finca de la ganadería El Uno.

La sorpresa fue desvelada pocos días después al anunciar el nombre de los cabestros que irían a Pamplona: Messi, Ronaldo…. Aunque no todos obedecen a nombres de futbolistas, pues el resto de la convocatoria para los sanfermines la componen Sevillano, Tabernero, Pistolero, Perezoso, Lolo, Lancero, Hortelano, Generoso, Elegante, Distraído, Corredor, Chino y Cariñoso.

El cabestro Messi en la finca de la ganadería El Uno.
Ampliar
El cabestro Messi en la finca de la ganadería El Uno.

José María López, el responsable de la ganadería El Uno, reconoció en una entrevista a la web patrimoniotaurino: “El cabestro estrella es Ronaldo. De pequeño se llamaba Preciso, porque siempre está, entra cuando debe y es el animal más obediente”.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?

Te recomendamos en Tikitakas