AL LÍMITE

Paul Merson, ex del Arsenal, pierde 8 millones de euros por su brutal adicción al juego

Paul Merson, ex del Arsenal, pierde 8 millones de euros por su brutal adicción al juego

El británico, internacional inglés en los 90, reconoce con amargura su insostenible situación actual y confiesa estar "cavando su propio agujero".

Las adicciones, ya de por sí una tortura para cualquiera que las padece, se pueden convertir en las manos de la gente más adinerada en verdaderas bombas de relojería. Sin los mecanismos de freno que en ocasiones imponen las restricciones económicas, el exceso no tiene por qué tener fin. Y este parece ser el triste caso del exfutbolista Paul Merson (50), que, según informa 'The Sun', ha confesado "haber perdido completamente el control" con el juego y las apuestas.

Merson, que experimentó la plenitud de su carrera en el Arsenal F.C. en los años 90, ya tenía un pasado marcado a fuego por una variedad de adicciones distintas, pero ahora ha admitido haber vuelto a caer de lleno en sus antiguos vicios, algo que está provocando que su vida se "haga pedazos". Estas confidencias, hechas entre lágrimas, se han dado en el marco de un documental producido por un canal de televisión al cual el diario británico ha tenido acceso en exclusiva, pues no se estrenará hasta la semana que viene.

Paul Merson, en un fotograma del documental 'Harry's Heroes'

El excentrocampista también califica su ansia de apostar de "insaciable" y la compara con la adicción al crack, clamando que se trata de "la peor del mundo". Padre de siete hijos y, en sus propias palabras, felizmente casado, Merson reconoce en el documental que no hace otra cosa que pensar en cómo puede conseguir dinero para seguir apostando, y que a pesar de sus copiosas pérdidas, aún sigue recibiendo créditos y préstamos de corredores de apuestas. "Estoy cavando mi propio agujero", asegura Merson, "y no puedo salir de él".

Una leyenda del Arsenal atrapada por los vicios

Los problemas del británico se remontan a sus comienzos en el Arsenal, cuando era prácticamente un adolescente e invirtió su primer sueldo en una casa de apuestas. Fue solo el principio de un largo camino de abusos: a lo largo de la década de los 90 despilfarró una totalidad de 7 millones de libras (más de 8 millones de euros), embebido por una espiral destructiva de alcohol, drogas y juego, y también aseguró en su día haberse llegado a gastar la cantidad de 20.000 libras (alrededor de 23.000 euros) en un solo fin de semana.

Tras su largo e icónico paso por el club rojiblanco, en el que jugó durante once temporadas y anotó un total de 78 goles, su carrera eclipsó y saltó de un equipo a otro de las ligas menores inglesas. Llegó a jugar también con la selección nacional en 21 partidos, pero su buen rendimiento en el campo no se tradujo en una vida personal equilibrada, y el exdeportista ha señalado ahora sus adicciones como la causa del fracaso de su primer matrimonio.

Merson llegó a desengancharse un tiempo, tras hacer varios tratamientos en el extranjero, en una clínica de Arizona. Sin embargo, los viejos fantasmas han vuelto a hacer acto de presencia ante el inglés. "Tiene que haber algo mal en mí", declara el exfutbolista en el documental, antes de afirmar que lo que más le aterroriza es saber que después de haber cumplido exitosamente la rehabilitación en más de una ocasión, todavía vuelve a caer una y otra vez en lo mismo.