OTRA CONTROVERSIA MÁS

Saido Berahino al juez: "fui obligado a conducir borracho para escapar de un robo"

El polémico delantero del Stoke City, con el club a punto de rescindir su contrato, declara en la Corte tras su detención por sobrepasar el límite de alcohol al volante.

Actualizado a

El futbolista burundés de nacionalidad británica Saido Berahino (25) no está capitalizando como debería su presencia en el club de la segunda división inglesa Stoke City, que le fichó por la nada desdeñable cantidad de 14 millones de euros en el 2017. Y es que el que parecía constituir una promesa del fútbol británico está acaparando más titulares por sus escándalos personales que por su rendimiento en el terreno de juego.

El joven empalma controversia tras controversia, y a cada cuál más grave. Desde consumo de drogas a pagos a prostitutas e infidelidades, la última, y una de las más sonadas, fue el pasado septiembre cuando salió a la luz el hecho de que había tenido tres hijos con tres mujeres diferentes en solo un plazo de seis semanas.

Y en febrero de este año, el delantero volvió a copar las portadas por otro episodio extradeportivo: fue arrestado de madrugada por la policía al poco de salir de un restaurante londinense, y tras dar positivo en el control de alcoholemia. Entonces el futbolista adució que estaba escapando de unos ladrones que querían robarle el reloj.

Berahino a su llegada a la corte de Highbury.
Ampliar
Berahino a su llegada a la corte de Highbury.PA

Y ha sido esta misma versión la que esta mañana ha blandido Berahino ante el juez cuando ha acudido a los tribunales a declarar sobre el suceso. Su misma entrada al edificio no ha estado extensa de tensión, pues el futbolista ha dedicado varios insultos a los periodistas que aguardaban en el lugar para cubrir la noticia.

Una vez en la sala el joven se ha declarado "no culpable", y su abogado ha insistido en el hecho de que "el acusado, justo antes de que le parara la policía, fue víctima de un atraco". Supuestamente, hay una investigación en curso sobre ese presunto delito. Según la versión del futbolista, le fueron sustraídos varios objetos personales e incluso le se le mostraron armas para intimidarle. Ante esta situación Berahino consiguió escapar montándose en su coche y huyendo a toda prisa. Y estas son las circunstancias que le habían forzado, según él, a "conducir borracho".

Lo cierto es que el futbolista tiene ya antecedentes por conducir bajo los efectos del alcohol. Concretamente, son dos las condenas previas que ostenta, la última de ellas sentenciada en 2016. Su situación a día de hoy no parece muy esperanzadora: su actual equipo sigue muy de cerca el caso para decidir si toma acciones disciplinarias contra el deportista. Y en cualquier caso, su salida del club de cara a verano parece el escenario más probable para el conflictivo delantero.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?