Tenis

Martina Navratilova, contra las mujeres transgénero en el deporte femenino

Martina Navratilova, contra las mujeres transgénero en el deporte femenino

Getty Images

La leyenda tenística considera que es "injusto" para las mujeres competir contra "personas que biológicamente siguen siendo hombres".

Martina Navratilova (62) es uno de esos nombres escritos en mayúsculas en las páginas de la historia del deporte. Con 18 títulos de Grand Slam ganados de manera individual y 31 en la modalidad de dobles, entra dentro de las consideradas mejores tenistas de todos los tiempos. Pero además, a lo largo de su carrera ha luchado por grandes causas, como los derechos de los homosexuales, de los animales o de los niños sin recursos.

Es por ello por lo que sus últimas declaraciones han causado tanta controversia, ya que muchas voces se han alzado contra lo que consideran un ataque homófobo contrario a la tolerancia y la inclusión por la que tanto se está luchando. La extenista se ha mostrado en contra de las que las atletas transexuales compitan en el deporte femenino al considerar su participación como algo "insano, tramposo e injusto".

La checa, nacionalizada estadounidense en 1975, escribió un artículo el pasado fin de semana en The Times titulado Las reglas en los atletas trans recompensan a los tramposos y castigan a los inocentes. "Es una locura y es un engaño. Me complace dirigirme a una mujer transgénero en la forma que prefiera, pero no me gustaría competir contra ella. No sería justo", relata.

"Un hombre puede decidir ser mujer, tomar hormonas si así lo requiere cualquier organización deportiva, ganar todo lo que esté a su alcance incluida una pequeña fortuna y luego puede revertir su decisión y volver a hacer bebés. Es una locura y un engaño", añade. Según ella, "es injusto para mujeres que tienen que pasar a competir contra personas que, biológicamente, siguen siendo hombres".

No es la primera vez que carga contra la mujer transgénero en el deporte femenino

Ya en el pasado mes de diciembre escribió desde sus redes sociales que "no puedes proclamarte mujer y ser capaz de competir contra las mujeres, debe haber algunos estándares, y tener un pene y competir como mujer no encajaría en ese estándar". Por aquel entonces, la ciclista Rachel McKinnon mostró su sorpresa ante estas declaraciones y exigió las disculpas de la extenista. McKinnon es hasta el momento la única mujer transgénero con un título mundial de ciclismo femenino. Navratilova aseguró que se informaría, y ahora llega su respuesta.

Una gran defensora de los derechos de los homosexuales

Martina Navratilova tuvo que luchar con una época en la que su orientación sexual era tildada de "enfermedad" y conllevaba un riesgo a veces mortal. En su biografía asegura que su padre siempre dejó clara su postura, alegando además que prefería que su hija hubiera sido prostituta. Además, en la antigua Checoslovaquia, y según sus palabras, las personas homosexuales eran llevadas a asilos para enfermos mentales.

No fue hasta 1981 cuando, ya como ciudadana estadounidense, decidió hacer pública su orientación sexual. Durante años ha luchado por sus derechos y los de millones de personas que como ella, pelean cada día contra la intolerancia. En la actualidad, Navratilova está casada con la exmodelo rusa Julia Lemigova.