UN AÑO Y MEDIO DESPUÉS

Gemma Nierga regresa a La SER en una entrevista agridulce en la que habla de su despido

La periodista volvió a por primera vez a la cadena que fue su casa durante 30 años como invitada al programa "El Faro" de Marta Torres.

Actualizado a
La periodista Gemma Nierga en el programa de La SER "El faro" de Marta Torres el 12 de febrero del 2019, día en el que firmó su regreso a la cadena un año después de ser despedida tras 30 años trabajando en ella.

Este martes, 12 de febrero, era el Día Mundial de Radio y fue la fecha en la que Gemma Nierga (53 años) regresó a La SER un año y medio después de que no le renovaran el contrato y dejara así de ser su casa tras tres décadas en la cadena.

La periodista catalana firmó su vuelta acudiendo como invitada al programa "El faro" que dirige Marta Torres y concedió una entrevista que fue bastante agridulce ya que habló tanto de los momentos más felices de su vida a nivel profesional como de los más duros a nivel personal pasando también por su despido.

Las dos primeras preguntas fueron las de rigor del programa, su pseudónimo y su relación con el mar, y Nierga escogió el alías de "Audrey", por su pasión por el cine y su admiración a Audrey Hepburn, y explicó que está muy vinculada al mar pero que siempre le ha dado miedo, también a día de hoy.

Qué es la radio para ella y que sintió al ser despedida de La SER

Gemma Nierga contó que sus primeros recuerdos de la radio es que su madre escuchaba a Elena Francis y su padre a Luis del Olmo y admitió que ahora mismo para ella es "el pasado" a pesar de que la radio "es toda mi vida" y representa sus mejores años profesionales.

Llevaba un año y medio sin ponerse delante de los micrófonos de La SER y aseguró que el tiempo ha servido para que su salida le duela menos y que se sentía feliz al estar allí, "con una normalidad que me extraña a mí misma" pero que sentía que es "mi casa, mi emisora, mis compañeros,…".

Nierga no tuvo reparos en hablar de su salida y confesó que "fue una bajada a los infiernos, a la humildad", pero que recibió un cariño y un apoyo enorme tanto de los oyentes como de sus compañeros y que eso le ayudó a levantarse y a seguir adelante.

También recordó que al primero que se lo dijo fue a su marido por whatsapp y que le dijo que disimularan para que no se enteraran sus hijos cuando ella llegara a casa y así hicieron.

Respecto a la pregunta de si se lo imaginaba, Nierga afirmó que sí pero que en realidad es porque es de ese tipo de personas que siempre se pone en lo peor y que eso es como una "trampa" por si luego pasa decir que se lo temía.

Las duras pérdidas que sufrió mientras presentaba "La Ventana" y la muerte que le derrumbó en antena

Los quince años que Gemma Nierga estuvo al frente del programa "La ventana" fueron probablemente la etapa profesional más feliz de su vida, pero coincidió con la más triste a nivel personal al sufrir la pérdida de varias personas de su familia.

En ese momento la periodista no hizo público su dolor, pero ayer habló de ello y recordó que hubo una muerte que le hizo derrumbarse en antena después de que Marta Torres le hiciera esta pregunta: "¿Cómo se llevan tantas pérdidas cuando uno tiene que abrir el micro todos los días a las cuatro?".

"Uf, bueno a ver, porque esto es muy difícil de hablarlo. No lo he hecho nunca y me cuesta. Fueron años muy duros porque en mi familia tuvimos la desgracia de perder gente muy querida y colocarse cada día a las 4 era una tarea titánica, pero que yo intenté llevarlo lo mejor que pude.

"Fue la muerte de mi sobrino Daniel con 4 años, murió mi hermano con 36 años y murió mi madre también, una muerte prematura a los 70 años, y yo hacía el programa siempre.

"La única vez que me rompí fue con la muerte de Ernest Lluch (asesinado por ETA). Como lo otro no lo sabía nadie, mi dolor mío y no lo quería compartir con nadie. Pero el de Ernest fue tan público que ese día se abrió el micro, yo llevaba toda la noche en casa de Ernest con sus hijas, y ese día sí me rompí, el único".

"Pero todas las circunstancias hay que saberlas. Esos días mi sobrino Daniel ya estaba agonizando, los médicos nos decían 'le quedan días…'. Cuando le asesinaron yo venía del hospital con mi hermano pensando si Daniel iba a morir en mi casa o allí… Era tan duro todo que yo creo que la muerte de Ernest fue como decir, 'No puedo más. Por favor qué horror. ¿Cómo la vida te puede enviar cosas tan malas y tan dolorosas?'. Pero como podemos seguir amando la vida y luchando y aquí estamos, a pesar de todo…".

Tras este emotivo relato, Nierga explicó que lo que le mantuvo fue pensar que la vida es así y que todo el mundo tira adelante con sus desgracias.

Confiesa que aún no escucha La Ser

Gemma Nierga volvió a referirse a su despido de La Ser en la última parte de su entrevista. La periodista confesó que su moral y su autoestima se vinieron abajo y que pensaba que no iba a volver a trabajar. También lo duro que fue decírselo a su padre y como le dijo que no podían llorar por ello después de todas las desgracias por las que habían pasado.

Aunque ella no se lo creía, le surgieron nuevas oportunidades laborales y gracias a ello continúa trabajando y cree que ha seguido creciendo y ha "construido una nueva "Gemma", más valiente, más atrevida, más chula".

Mientras tanto, la radio sigue muy presente en su vida pero Nierga admitió que todavía no escucha la SER.

"En mi casa se oye la radio, todo el día suena la radio, en mi casa. La SER todavía no, aún no, ya llegará, de momento estoy aquí que esto ya es un gran logro, cruzar la puerta de esta radio, la que crucé tantas veces para venir a trabajar, y sentirme bien, tan bien...pero esto porque eres tú ¿eh?", le dijo Gemma Nierga a Marta Torres.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?