Adicciones

Drew Barrymore se sincera y explica por qué rechaza la cirugía estética

Drew Barrymore se sincera y explica por qué rechaza la cirugía estética

La actriz ha concedido una entrevista en la que detalla que las adicciones que ha sufrido le hacen temer una situación similar con los retoques.

Drew Barrymore ha concedido una entrevista para la edición británica de Glamour y ha confesado que nunca se ha sometido a una operación de cirugía estética y que seguramente jamás lo hará por miedo. La actriz de películas como E.T. el extraterrestre, Scream o Los Ángeles de Charlie tiene pavor a que se pueda enganchar a los retoques como ya le ha ocurrido en otros ámbitos.

El éxito le llegó muy pronto, puesto que con tan solo siete años dio vida a la pequeña Gertie en el célebre film de Steven Spielberg sobre una adorable criatura llegada de otro planeta. Sin embargo, tener "una personalidad extremadamente adictiva" le llevó a sucumbir ante el alcohol y la cocaína. Los primeros contactos con sustancias peligrosas se produjeron cuando tan solo contaba con doce años.

Esa facilidad que ella misma asegura tener para engancharse hace que contemple la heroína y también la cirugía estética como "pendientes resbaladizas". Es por ello por lo que se niega a probar ninguna de las dos: "Si probase alguna de las dos cosas, estaría muerta muy pronto", aseguró dando un tono totalmente dramático a la conversación.

Y es que el historial de Drew Barrymore se remonta tan atrás que es para estar preocupada. Con tan solo 13 años, su madre decidió internarla en una clínica de desintoxicación. Esa decisión hizo que lograra cambiar y retomar su carrera en el cine después de una época en la que intentó incluso suicidarse.

Ver esta publicación en Instagram

@stjude #thisshirtsaveslives

Una publicación compartida de Drew Barrymore (@drewbarrymore) el

Ahora, y ya con 43 años, rechaza la cirugía estética y ese afán de la sociedad por parecer siempre joven y recurrir en muchos casos a complicadas operaciones quirúrgicas. "Cumplir años es un privilegio. Se trata de hacerlo con gracia, humor, amor propio y respeto a todo el proceso. eso siempre me ha parecido importante", relató.

0 Comentarios

Mostrar