SIGUE LA POLÉMICA

El terrible secreto de Brad Pitt que Angelina desvela sobre su hijo adoptivo Pax

El terrible secreto de Brad Pitt que Angelina desvela sobre su hijo adoptivo Pax

El acuerdo al que ha llegado el exmatrimonio sobre la custodia de su amplia prole no ha evitado que nuevos dramas familiares salgan a la luz.

No resulta exagerado afirmar que el mundo entero se llevó las manos a la cabeza el 20 de septiembre de 2016, cuando una solicitud de divorcio firmada por Angelina Jolie fue presentada sin previo aviso en una corte de la ciudad de Los Ángeles. En el documento, la actriz de Maléfica alegaba "diferencias irreconciliables" con su por entonces esposo, y exigía además la custodia exclusiva de los seis hijos de ambos. Un auténtico bombazo informativo que pilló por sorpresa a la opinión pública y que resquebrajó de arriba abajo la idílica imagen de una de las "power couples" por excelencia del universo hollywoodiense.

La historia de amor entre Jolie y Pitt, fraguada hace ya más de 12 años al calor del rodaje de Mr &Mrs Smith, se convirtió desde el principio en carne de cañón para los medios, que coronaron al tándem de superestrellas con el apodo de Brangelina y fueron construyendo uno de los más célebres relatos románticos de la industria del entretenimiento. La pareja pasó finalmente por el altar en 2014 tras ocho años de relación y dos embarazos de Jolie, consolidándose aparentemente así el poderío indestructible de su relación.

Un divorcio tormentoso

Pero el proceso de divorcio ha supuesto una verdadera batalla de trincheras, prolongada durante casi dos años en un permanente fuego cruzado de demandas judiciales, cambios de abogados y secretos sucios escurriéndose cada dos por tres en los tabloides. Incluso el FBI llegó a intervenir en la trifulca ante las sospechas de abuso psicológico de Pitt al mayor de sus hijos, algo que en un principio se apuntó como la razón fundamental de que la intérprete y activista se decidiera a la ruptura.

Más tarde se filtrarían los problemas de alcohol y los ataques de ira de Pitt, las estrategias de Jolie para que los hijos no vieran a su padre, las visitas de trabajadores sociales, la pérdida de peso del actor y otra larga cadena de revelaciones desagradables. Y en medio de todo el embrollado proceso han gravitado siempre los seis pequeños de la pareja: Maddox, Zahara, Pax, Shiloh y los mellizos Knox y Vivienne.

La adopción de Pax, el último capítulo del culebrón

El dramático serial, no obstante, parecía apagarse hace un mes, cuando Brangelina ponía fin a la guerra al anunciar que había llegado finalmente a un acuerdo sobre la custodia de su progenie, que sería finalmente compartida. Pero un nuevo episodio podría estar abriéndose en la larga y atormentada historia de la separación, y es que según ha informado la versión digital del Daily Mail, la actriz de 43 años habría confesado a su hijo Pax que su padre nunca había tenido deseos de adoptarlo. Según una fuente próxima a la pareja, Jolie habría procedido con los trámites de la adopción del vietnamita, que cuenta ahora 15 años de edad, sin contar con el beneplácito de Pitt.

Este tenía dudas de dar la bienvenida a la familia a un niño de 3 años que no sabía inglés, y a menos de 12 meses de que la intérprete de Tomb Raider diera a luz a la primera hija biológica de ambos. El desacuerdo ya habría deteriorado la relación en su momento, y ahora que ha salido a la luz pública no parece ir a mejorar los vínculos, ya complicados de por sí, de Pitt con su descendencia.