CINE Y TELEVISIÓN

Globos de Oro 2018: Marcados por el caso Weinstein

Los premios han excluido de las nominaciones a los pesos pesados acusados de abuso sexual y la gala servirá de reivindicación.

Actualizado a
Imágenes de uno de los premios Globos de Oro y del productor Harvey Weinstein

La temporada de premios arranca este domingo 7 de enero con la entrega de los Globos de Oro, unos galardones conocidos como "la antesala de los Oscars" que concede la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood en reconocimiento a la excelencia en cine y televisión.

Este año vivirán su 75ª edición en el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles y la ceremonia es vista como la primera gran oportunidad de la industria del entretenimiento de alzar la voz contra la gran cantidad de denuncias de abusos y acosos sexuales que han emergido desde que el pasado mes de octubre viera la luz el escalofriante caso del productor Harvey Weinstein.

Se prevé que no la desaprovecharán y que el escándalo sexual será el gran protagonista de los Globos de Oro 2018 a lo largo de toda la ceremonia.

"El diluvio de revelaciones de conducta sexual inapropiada ha sido la historia del año, por lo que es fácil predecir que será la historia de la noche", dijo a la AFP Debra Birnbaum, editora de televisión en la revista especializada Variety. "Influirá en todo, desde en el monólogo de Seth Meyers (el presentador de la gala) hasta en los emocionados discursos de aceptación (de premios) y la moda", agregó.

En realidad, los Globos de Oro ya han condenado a Harvey Weinstein y a otros pesos pesados denunciados como abusadores sexuales (como Kevin Spacey, James Toback, Louis C.K. y Jeffrey Tambor) dejándoles fuera de la lista de nominados. Pero como hemos dicho, se prevé que la protesta se prolongue toda la ceremonia, incluida la alfombra roja, ya que se espera que un buen número de estrellas – tanto hombres como mujeres – acudan a la cita vestidas de negro en señal de denuncia contra los escándalos sexuales y de solidaridad con todas las víctimas.

Además de a este terremoto, los Globos de Oro también se enfrentan este año a otros problemas que ha abordado El País en un artículo en el que califica esta edición como la "más conflictiva del siglo".