TENIS

"El virus fue duro. No respiraba bien, no me sentía bien"

Grigor Dimitrov, que contrajo el coronavirus en el polémico Adria Tour, desveló haber sufrido durante la enfermedad y haber perdido su forma física.

"El virus fue duro. No respiraba bien, no me sentía bien"
grigordimitrov Instagram

Más de un mes después del polémico Adria Tour, hay quien sigue sufriendo sus consecuencias. Es el caso de Grigor Dimitrov. El búlgaro fue uno de los cuatro jugadores que contrajo el coronavirus durante el torneo -Djokovic, Coric y Troicki fueron los otros tres-. Desde entonces, pese a haber dado ya negativo, perdió tres kilos y está sufriendo para recuperar su estado de forma óptimo.

"Ahora mismo no estoy preparado para competir a un alto nivel", dijo el búlgaro a Tennis Majors. El antiguo número tres del mundo disputó este fin de semana el Ultimate Tennis Showdown en Francia, donde admitió no estar pasando por su mejor momento físico. "El movimiento está mejorando, todo lo demás va en la dirección correcta, pero aún no es fácil recuperarse. Un día me siento realmente bien y estoy fuera cuatro horas, pero de repente necesito desconectar completamente y echarme una siesta, o simplemente descansar. Tengo suerte de poder volver a jugar estos días", comentó Dimitrov sobre sus sensaciones.

Pasar la enfermedad no fue fácil para el búlgaro, que admite haber tenido momentos complicados a lo largo del último mes. “El virus fue duro para mí, así que me quedé en casa durante aproximadamente un mes. No fue divertido. No respiraba bien, no me sentía bien. Estaba cansado, no tenía gusto ni olfato", advirtió.

Además de las complicaciones físicas, aislarse también fue un reto mental para Dimitrov. "Hay luchas mentales. Estás solo 20 días durante aproximadamente 24 horas así que, por supuesto, te pasan muchas cosas por la cabeza. Es inevitable tener algunos malos pensamientos en tu cabeza, así que tuve que lidiar con eso también", confesó el tenista búlgaro, que espera poco a poco ir recuperando su mejor estado de forma para competir de la mejor manera posible en lo que resta de temporada.

Dimitrov no quiso hablar demasiado de las críticas que recibió tras el positivo. "Pasó lo que pasó, ha habido muchas interpretaciones, pero es una cosa ya del pasado, no solo para mí. En general, estaba bien reiniciar la competición allí, pero sucedió esto...", subrayó.

Sobre la disputa del US Open, que tiene su sede en una ciudad muy afectada por la COVID-19 como Nueva York, recalcó que "todavía hay muchas preguntas, como la cuarentena, y pocas respuestas", y, a nivel personal, no tiene claro si podrá jugar. "Recuperar tres kilos en tres semanas, luego jugar en Cincinnati y en el US Open al mejor de cinco sets me parece muy ambicioso en este momento", sentenció.