TENIS

Tenis sin cuarentena para competir en el Madrid Open

Los tenistas no deben llegar 15 días antes a Madrid para jugar el Mutua. Es el caso de Novak Djokovic, que pese a ser Serbio puede ir a España con un certificado del CSD.

Tenis sin cuarentena para competir en el Madrid Open
Armin Durgut/PIXSELL GTRES

El asunto de las cuarentenas por el COVID-19, que preocupa a la ATP, la WTA y el US Open por las dificultades que supondría para el movimiento entre países cuando se reanude el circuito (si es que eso ocurre), no será un problema al menos para los jugadores y jugadoras que quieran disputar el Mutua Madrid Open. Y es que la orden INT/595/2020 publicada en el BOE del 2 de julio permite la entrada en España sin necesidad de un aislamiento inicial de 14 días a "trabajadores altamente cualificados cuya labor sea necesaria y no pueda ser pospuesta o realizada a distancia, incluyendo los participantes en pruebas deportivas de alto nivel que tengan lugar en España".

El Consejo Superior de Deportes (CSD), a instancias del criterio que le dicta el Ministerio del Interior, confirmó a AS que emite desde ese día unos certificados que ya han utilizado, por ejemplo, algunos pilotos que participan estos días en el GP de motociclismo que se diputa esta semana en Jerez.

De esta manera, tenistas como Novak Djokovic podrían participar en el US Open del 31 de agosto al 13 de septiembre y acudir inmediatamente a Madrid (13 al 20 de septiembre) sin tener que guardar cuarentena ni ser de la Unión Europea, del espacio Schengen o de terceros países exentos de la restricción temporal de viajes no imprescindibles, como Australia, Canadá, China, Corea del Sur, Montenegro... Es el caso del número uno del mundo, que es de Serbia, y la legión de estadounidenses que competirán en Nueva York si se celebra, como parece, el segundo Grand Slam del año. Después, el desplazamiento desde Madrid a Roma (20 al 27 de septiembre) y a París (27 de septiembre al 11 de octubre) tampoco sería un problema para aquellos que no resultaran contagiados.

El problema y lo que los órganos de gobierno del tenis negocian ahora con los políticos es el tránsito de entrenadores, preparadores, fisios, agentes, médicos... que no estén sujetos a alguna de las citadas excepciones.

Planes

La ATP, la WTA, la USTA y la Federación Francesa manejan protocolos estrictos (test, zonas seguras, desinfección...) para intentar garantizar la salud de los tenistas, que ya los conocen. También preparan seguros para un jugador y un acompañante por si caen enfermos, porque la idea es no parar aunque haya algún positivo.