TENIS

El 'proceso' de Garbiñe Muguruza

La tenista española sigue preparando el regreso a la competición para intentar mantener el mismo nivel que ha demostrado a principios de esta temporada tras unos años irregulares.

La tenista española Garbiñe Muguruza, tras un entrenamiento.
Twitter @GarbiMuguruza

Garbiñe Muguruza ha sido una de las jugadoras que ha visto cómo la pandemia del coronavirus frenaba uno de sus mejores momentos en el circuito profesional tras unas temporadas repletas de dudas en las que las sensaciones sobre la pista y los resultados no le han acompañado.

En el inicio de la temporada 2020 y con la ayuda en los entrenamientos de Conchita Martínez (que ya le ayudó a conquistar Wimbledon en 2017), Muguruza se había consolidado como una de las grandes raquetas del circuito esta temporada tras remontar desde el puesto 35 de la clasificación de la WTA. En Shenzhen solo Alexandrova le privó de llegar a la final y en Hobart tuvo que abandonar antes de medirse con Kudermetova, pero ambos torneos fueron una buena piedra de toque antes del primer gran evento del año, el Open de Australia.

En Melbourne volvió a desplegar su mejor versión en un torneo en el que fue de menos (tuvo que remontar un 0-6 en contra en su debut ante Shelby Rogers) a más y ganando con una gran superioridad a jugadoras como Elina Svitolina, Kiki Bertens o Simona Halep, aunque se quedó con la miel en los labios para sumar su tercer Grand Slam tras caer en la final ante Sofia Kenin. Después Muguruza ha llegado a cuartos de final en Dubai, donde le remontó Jennifer Brady, y en Doha, donde plantó cara pero no pudo con la número uno mundial Ashleigh Barty.

Muguruza, que marcha segunda en la Porsche Race To Shenzhen con 1760 puntos, sigue con su preparación para intentar reencontrar su mejor nivel en el regreso del tenis. "Cree en el proceso de hacer el trabajo duro todos los días. Cree en ti misma. Es la única manera", escribió en sus redes sociales. Y Muguruza no ha dejado de trabajar duro durante el confinamiento en Ginebra.

En su domicilio ha alternado sesiones de entrenamiento físico a la vez que ha realizado una serie de cursos para seguir formándose en otras facetas y, al tener en Suiza un confinamiento algo más liviano que España, también le ha permitido salir a correr y entrenar en las pistas de tenis junto a tenistas como Stan Wawrinka. Desde el pasado 1 de julio Muguruza ha vuelto a tener a Conchita Martínez a su lado en los entrenamientos con la mirada en el US Open, uno de los dos Grand Slam que aún le faltan en su palmarés y donde espera volver a consolidarse en su proceso de regreso a la élite del circuito WTA.