Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa
España
2
FIN
1
Gran Bretaña

COPA DAVIS

Nadal y Feliciano ponen rumbo hacia la sexta Ensaladera

Ganan en un tie-break dramático el dobles y culminan la remontada ante Gran Bretaña. Este domingo (16:00, #Vamos), final contra Canadá.

La Ensaladera, colocada en una esquina de la pista de la Caja Mágica, luce preciosa y brillante. Ilumina con su reflejo el recinto y el abrazo inmenso que se dan Rafa Nadal y Feliciano López después de tumbar a Jamie Murray y Neal Skupski por 7-6 (3) y 7-6 (8) en 2h:17. Abrochan así el 2-1 contra Gran Bretaña y acercan a España hacia ella. Hacia la sexta. Sólo Canadá les separa de tocarla  este domingo (16:00, #Vamos). Los sorprendentes Denis Shapovalov y Vasek Pospisil, que ellos solitos han ido liquidando a Italia, Estados Unidos, Australia y finalmente a Rusia en el dobles para alcanzar su primera final.

Otra vez Nadal se tuvo que multiplicar por dos, sin boquear, sin que le faltara el aliento en un ejercicio de generosidad inmenso que le ha llevado a acumular siete partidos en las finales de la Davis. La tarde había comenzado con susto para España. Media hora antes del inicio, Feliciano López se enteró de que debía jugar frente a Kyle Edmund en el primer partido. Y perdió contra el británico por 6-3 y 7-6 (3) en 1h:23. Pablo Carreño, en la alineación inicial, estaba lesionado (contractura en la pierna izquierda), aunque extrañamente había sido nominado. 

De entrada, Feliciano se encontró un break en el segundo juego. Y ya no pudo remontar la manga frente al mecánico Edmund, de 24 años y 69º del mundo, que llegaba con la confianza de haber derrotado a Kukushkin y Kohlschreiber. Frente a Holanda no jugó, porque lo hizo Andy Murray. El ex número uno, que a principios de año pudo disputar su último partido en Australia, sigue recuperándose de una terrible lesión de cadera, y le falta fuelle.

El español, con 38 años y 62º, se fue creciendo según se sacudió el susto, pero no encontró la fluidez. Le faltó tiempo. En el segundo set, el héroe de Mar del Plata, dispuso de dos bolas para adjudicárselo, con 5-4, pero el frío Edmund no se inmutó y gobernó el desempate. Otra vez, Nadal tenía tarea.

Y llegó él. Cerró el puño, gritó con rabia y convocó a la magia en la Caja. La magia de otra remontada. Como frente a Rusia y Argentina. El tótem de España se echó otra vez el equipo a la espalda para derrotar a Daniel Evans por 6-4 y 6-0 en 1h:24.

El británico, de 29 años y 42º del ranking, optó por subir como un tiro a la red. O conectaba la volea o se comía un passing. Dispuesto a morir, pero matando. Aguantó hasta el décimo juego, cuando cedió un break. Si no podía ganar, al menos quería cumplir la misión de desgastar a Nadal. Mas el peso de 19 Grand Slams y una pasión desmedida acabó desequilibrando la balanza con un rosco (6-0). Ya van 28 victorias en individuales seguidas en Davis.

Quedaba el remate. Sergi Bruguera sacó a Feliciano en vez de Granollers, que había sido el aliado de Nadal frente a Croacia y Argentina. Lo justificó porque el catalán había acabado tocado de la espalda el viernes, y había sido infiltrado por la mañana.

Era el segundo partido juntos en la Davis para Nadal y Feliciano, después de una lejana derrota en 2005 en Italia. No iba a ser fácil. Jamie Murray, ex número uno de la especialidad, y Neal Skupski habían jugado este año 13 torneos juntos. El hermano de Andy sabe lo que es ganar dos Grand Slams por parejas. Y vendieron cara su piel. Son de esos tipos que se mueven en la red con pasos laterales, como esgrimistas de boxeo, persiguiendo bolas como balas.

El primer set se decidió en el tie-break con exhibición. Y el segundo parcial se jugó a fuego. Levantó España una bola de set con 6-5. Y se llegó al desempate. Nadal, como un toro, protestó a la juez Veljovic por no dejarle pedir el ojo de halcón (2-2) a una bola larga de Murray. Los británicos se procuraron otras dos para igualar. Pero el líder las reventó con dos bolazos. La primera de partido para España no entró. Y Feliciano aseguró la segunda con un gran saque. “¡Gracias!”, le dijo a Rafa mientras le achuchaba. “Ha sido dramático. Esto se ganaba con determinación e ilusión y implicando al público”, dijo Rafa. Los dos lo hicieron. Enormes. Con el brillo de la Ensaladera iluminándolos.



Si quieres asistir a la Caja Mágica para disfrutar en vivo de Rafa Nadal, Pospisil, Shapovalov y compañía aquí puedes consultar las entradas disponibles:

España vs Canadá: 24.11.2019 - 16.00. Ver entradas disponibles