Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Moto3
  • Clasificación Eurocopa
  • Final ATP World Tour
Liga Endesa ACB
Valencia Basket VAL

-

Casademont Zaragoza ZAR

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

FINALIZADO
Herbalife Gran Canaria CAN

85

UCAM Murcia MUR

79

Final ATP World Tour
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-

Rafael Nadal: "Todavía no logro jugar sin pensar en la rodilla"

ENTREVISTA

Rafael Nadal: "Todavía no logro jugar sin pensar en la rodilla"

Rafael Nadal: "Todavía no logro jugar sin pensar en la rodilla"

A un paso de los 27 años y ya con cuatro títulos en 2013, Nadal se sentó con AS para debatir el momento actual de su carrera, del torneo de Madrid y del deporte español.

Pregunat: Además del tenis, se le ha visto muy implicado estos meses en los torneos de póquer, con activa participación en los Campeonatos de PokerStars. ¿Cómo se le da? ¿Es igual de competitivo que sobre una pista de tenis?

Respuesta: Me gusta competir en ello, como en todo lo que hago en la vida. Incluso me gusta más competir que ganar. Hay un punto en este juego y en todo los deportes que yo hago de ver quién aguanta más, quién tiene más aptitud para la concentración. Eso es lo que verdaderamente me gusta. (“Es cierto: Rafa Nadal es extremadamente competitivo en este juego como creo que en todo”, testifica Juan Manuel Pastor, jugador profesional de póquer. Estos días, y al margen de su reencuentro con el Madrid Open en la Caja Mágica, Nadal ha venido participando en Torrelodones en las sesiones donde PokerStars y el Casino Gran Madrid han ido lanzando su nueva Poker Room de vanguardia, para más de 200 jugadores y 20 mesas).

Y, ¿cómo le va la vida sobre las pistas de tenis después de tanta tortura con la rodilla, después de esos casi ocho meses de inactividad?

Los resultados, sin ninguna duda, son infinitamente mejores de lo que podía haber soñado o esperado. Pero, claramente y al mismo tiempo... la rodilla podía estar mucho mejor de lo que está. Sería perfecto y sería feliz si sintiera mejor, la rodilla, pero... (A lo largo de la entrevista, y cada vez que se refiere a la rodilla, Rafa Nadal adopta un rictus de frustración resignada, que suele acompañar con un expresivo abrir y cerrar de manos y un ‘hmmm’. Transmite la impresión como de que ‘esto es lo que hay, esto me ha tocado, yo hago todo lo que puedo y así debo salir adelante’).

¿Se da cuenta de que resulta difícil cuestionar su estado físico, dada la tarjeta de resultados que presenta en 2013?

Es que yo no quiero engañar a nadie. Podía estar mejor... y podía estar peor. Lo que es evidente es que no estoy al 100%. No es que no pueda jugar, obviamente, pero también es obvio que puedo jugar mejor de lo que he hecho hasta ahora en esta temporada. No me puedo quejar: pero voy día a día. Dejémoslo ahí.

Ya ha dejado escapar alguna opinión sobre la sentencia de la ‘Operacíon Puerto’. ¿Podría redondearla?

Lo primero, mi primera opinión y esto creo que no ha quedado del todo claro, es que la Justicia está para juzgar. Hay una sentencia, el Juzgado tendrá sus motivos y toca acatarla. Punto.

¿Y después de lo primero?

Pues que mi opinión personal es muy negativa (Nadal coge carrerilla). No puedo estar de acuerdo con que no salgan todos los tramposos. Estos se tendrían que caer de vergüenza y recibir todo el desprecio posible. Todo el mundo lo tiene así de claro. Yo, también.

Más o menos, entonces, está de acuerdo con lo que dice Andy Murray sobre ‘una gran operación de camuflaje’.

España ha quedado señalada: está claro. Era una situación muy señalada y significativa de cara al exterior... que se ha convertido en una oportunidad perdida para hacer una gran operación de limpieza y que todos esos tramposos salieran a la luz. En ese aspecto, la sentencia es negativa.

Supongo que usted, como el campeón que es Rafael Nadal, y con la serie de acusaciones y rumores a las que ha tenido que hacer frente, debe tener ciertas motivaciones personales para extender el argumemento de todo esto que dice.

Es que, de alguna manera, todos los deportistas españoles estamos ahí en medio. Al menos podíamos haber descubierto quiénes estaban ahí y quiénes no. Estos sí, estos no. No todos aquí merecemos el desprecio o el descrédito. Los que han sido, que reciban el desprecio que merecen. Lo que se ha hecho ahora es reforzar la duda. Cara a esa imagen exterior de España, las cosas malas deben aclararse cuanto antes. Es lo mejor. Para eso se hizo un juicio, ¿no? En fin: es mi opinión.

Adelante, entonces. No hay duda de que, por alguna razón, a usted le sigue iluminando el fuego sagrado de la ilusión y la esperanza competitiva. En su actual estado físico, y al borde de los 27 años, ¿qué necesitaría para ir pensando en que lo mejor ha pasado y que, en suma, la vida tiene otras cosas además del tenis? ¿Necesitaría ganar el octavo título en Roland Garros, necesitaría regresar al número uno del mundo? En fin...

Ni ganar el octavo título en Roland Garros, ni ganar otra vez Wimbledon, ni el número uno... nada de eso: no, mire, lo que yo quiero es poder competir sintiéndome al 100%. Salir a jugar sin pensar en la rodilla es algo que a día de hoy... todavía no lo he conseguido. Es complicado cuando cada día es una incógnita y no sabes si verdaderamente puede estar al 100% o a qué porcentaje. Ya sé: he jugado seis finales en seis torneos y he ganado cuatro. No podía esperar esos resultados. Pero cambiaría alguno de esos triunfos por sentirme mejor y no tener que acordarme de la rodilla. De momento, puedo aguantar. Vamos más o menos bien. No puedo plantearme mucho más. Pero si va a peor, hmmm...

Toca hablar de lo que pasó con Djokovic en Montecarlo. ¿Entiende que esa derrota ante Novak, justo en la final de ‘este’ torneo le concede a Djokovic la ventaja mental cara a Roland Garros?

Bueno... yo venía de ganar tres veces seguidas a Djokovic en tierra batida, en 2012. Pero, dicho esto, y estando al 100% por mi parte, ya es difícil ganar a Djokovic: es el mejor del mundo. Es muy completo. Pero si no estoy al 100%, y en Montecarlo no lo estaba... pues entonces es una derrota lógica. Si se ve cómo fue el partido, no me afectó el mal inicio del primer set. Ya dentro de ese primer set me adapté a lo que estaba pasando. Hubo una reacción. Competí bien, sentí que podía competir con Novak. En esas condiciones, lo que pasó no me afectó mentalmente. Sigo sintiéndome como antes de Montecarlo. El mismo plan, la misma rutina.

Y aquí llega Madrid. Estamos en Madrid, de donde Rafa Nadal salió hace un año entre una nube de polémica a causa de las famosas pistas azules: que ya no están, por cierto.

Para empezar, yo no me veo ganador. Diré lo que digo siempre: cuando empieza un torneo como este, lo que yo siempre intento es jugar bien para ser competitivo y darme una oportunidad para luchar y estar bien colocado para las últimas rondas. Y más allá, yo considero a Madrid mi casa. Por eso siempre intento jugar aquí lo mejor posible, porque sé lo que la gente me quiere... y lo que yo los quiero a todos. La gente de Madrid es mi gente, me lo ha demostrado muchas veces y sólo puedo estar agradecido.

Pero en 2012, y en aquellas pistas azules, la cosa no fue tan idílica.

A ver. Cada torneo intenta hacer lo más conveniente para sus intereses, desde el punto de vista del espectáculo. Hay una inversión de dinero que todos desean hacer rentable. Es igual en todas partes. El único problema con Madrid en 2012 fue que las pistas no estaban al nivel y eran negativas para ese espectáculo que se buscaba. Pero nunca critiqué al torneo que, insisto, hizo lo que creyó más conveniente: de acuerdo en su momento con la ATP. Ahora, todo ha cambiado. Me he encontrado unas pistas fantásticas, las mejores que hemos tenido aquí. ¿Cómo voy yo a tener quejas de Madrid si es donde se apoya a los españoles y jugamos en casa...?

¿Y el tema de la altitud?

Ese asunto siempre ha estado en Madrid y lo hace algo más complicado para los que normalmente jugamos al nivel del mar. También hay un clima seco que hace difícil que la tierra batida se asiente bien. Pero este año, cuando me he entrenado, no he visto botes malos o irregulares. Ya he dicho que las pistas me han impresionado. Me consta el dinero que se ha invertido en ellas (un millón de euros). Quizá no haya tenido en Madrid los resultados que he tenido en otros torneos a nivel del mar, pero no puedo olvidar que aquí he ganado dos veces (una en la Casa de Campo, bajo techo, y otra en la Caja Magica)... y he jugado otras dos finales.

No se le da tan mal, entonces.

Es lo que digo: puedo jugar bien en Madrid, porque ya he jugado bien en Madrid. Muchas veces. Incluso la altitud puede ser compensada con el apoyo que recibo y todos los otros factores favorables que aquí tengo. Al final, el único problema es que uno sea capaz de dar el mejor nivel posible.

En el cuadro se le dibujan David Ferrer y Roger Federer, antes de llegar a esa eventual final ante Novak Djokovic.

Un torneo como este siempre es complicado desde el primer partido. No puede haber un cuadro fácil: están los mejores del mundo. Tendré que dar mi mejor nivel para ganar cualquier partido que juegue y, por supuesto, y si llega, ante jugadores como Ferrer, Murray, Federer o Djokovic que siempre exigen lo mejor de ti. Esos partidos siempre los terminan ganando aquellos que dan su nivel más alto en cada uno de ellos.

Ya parece que Roland Garros ha descartado ‘rediseñar’ la lista de cabezas de serie para evitar la posibilidad de un cruce Nadal-Djokovic a partir de cuartos. ¿Qué le parecía?

No puedo opinar mucho. No depende de mí. Siempre digo que para ganar un gran torneo hay que ganar a los mejores, antes o después. Cada torneo, insisto, hará lo más conveniente. Tal vez no era lo más justo.

En 2005 alzaba en París el primero de sus once títulos de Grand Slam. Ocho años después, ¿cuál es el mejor recuerdo de este ciclo maravilloso?

Los mejores recuerdos van contigo: son cada momento feliz. Es toda la carrera. Pero el mejor, si tiene que haber uno, es cuando gané el primer Wimbledon, en 2008, hmmm...

Comentarios

Comentarios no disponibles