NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Aitana Bonmatí no es el problema

Actualizado a

La Selección española ha cerrado un histórico año para el fútbol femenino clasificándose para la Final Four del próximo mes de febrero, con el sueño olímpico intacto y remontando ante Suecia con 15.896 espectadores, récord de asistencia en La Rosaleda. Todo bien, ¿no? Pues no, porque de lo que se sigue hablando es de la polémica entre Montse Tomé y Aitana Bonmatí por el cambio en Pontevedra, que no es la primera precisamente, porque desde que la entrenadora asturiana ocupa el banquillo, va a jaleo por concentración. En la primera fue la lista de jugadoras que se habían declarado no seleccionables, en la segunda un error informático que no permitió enviar a tiempo la convocatoria y en la tercera que España saliera a jugar con diez en la segunda parte ante Italia, lo que permitió al rival darle la vuelta al marcador.

Montse Tomé tiene, principalmente, un problema de comunicación. Mintió cuando aseguró que había hablado con Jenni Hermoso para dejarla fuera en la primera convocatoria, la UEFA desmintió el error informático en la segunda y señaló públicamente a Aitana Bonmatí por el caos en Pasarón. Las versiones contradictorias de lo que sucedió en el vestuario en el descanso del España-Italia no tapan el hecho del fallo garrafal de salir a jugar con una menos, ni aunque sea cierto que la futbolista del Barça se pasara de frenada o le contestara mal como apuntan varios medios. Roces, subidas de tono y desencuentros son habituales en cualquier equipo profesional, pero la clave está en que uno que se precie de serlo no puede comenzar una segunda parte con diez futbolistas.

Poner el foco en el presunto mal carácter de Aitana Bonmatí es perpetuar el mito y el relato de las jugadoras como niñatas, caprichosas, malcriadas, criaturitas a las que hay que aleccionar, meter en vereda. Los medios de comunicación ya compraron, airearon y difundieron esa narrativa con Rubiales y no deberían caer en el mismo error. Cuando Montse Tomé y la RFEF asuman los suyos, que avisen.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Normas