Arranca el proyecto Ronaldo 2.0 en Primera División

El Real Valladolid volvió al lugar de donde no debió salir, que es la Primera División y lo hizo como pronosticó su presidente, Ronaldo Nazario, en ascenso directo y sin jugar el playoff. Se debe aprender de los errores pasados que condenaron al Pucela al infierno de la Segunda, y el objetivo debe ser lograr una estabilidad en la categoría de oro del fútbol español. Existe un gran bloque de futbolistas y un grupo humano importante, comandados por un Pacheta que tiene más ganas que nadie de asaltar y demostrar de lo que es capaz este grupo de futbolistas con él al mando en Primera División.

Acertar en los refuerzos será la clave para lograr una permanencia que será el objetivo número uno la próxima temporada del Real Valladolid. Borja Sánchez, futbolista del Real Oviedo, es uno de los principales objetivos del Pucela de cara a este mercado de fichajes. Jugador que acaba contrato con el equipo carbayón el 30 de junio y lo hace muy apetecible para muchos de equipos. La mejor baza del Pucela para lograr el sí del futbolista, es la figura de Pacheta, el técnico burgalés entrenó al Real Oviedo en el año 2011 y conoce perfectamente al futbolista, del que siempre ha hablado maravillas.

Un viejo conocido que cuenta con muchas opciones de volver a Valladolid, es el delantero colombiano, Luis Suárez. Desde Granada, me dicen que Fran Sánchez, actual director deportivo del Pucela, estaba obsesionado con su fichaje cuando estaba en el equipo nazarí. Cuenta con la ventaja quiere al futbolista y de que ya conoce la casa de su etapa en el Real Valladolid Promesas. Cedido con una opción de compra o sin opción de compra, es lo que estarían valorando las dos instituciones, fue una apuesta económica muy fuerte del equipo granadino y les interesa que el delantero se continúe revalorizando en Primera División y acudiendo a las llamadas de la Selección Colombiana.

Muchos futbolistas, que han dado mucho al club en las últimas temporadas, dirán adiós al Pucela, como son los casos de Masip, Kiko Olivas, Nacho o Pablo Hervías. Gonzalo Plata quiere quedarse en el Real Valladolid y jugar en Primera División para defender la blanquivioleta, pero debe regresar al club que tiene sus derechos: el Sporting de Portugal. Su opción de compra es de 10 millones de euros y esa cantidad es mucho dinero para el Pucela. Los intrascendentes Jon Morcillo y Cristo González, volverán a sus respectivos equipos. Preocupación por la portería, la defensa y las bandas; algo menos por el medio del campo donde el Pucela tiene recursos sobrados y en la delantera con dos pilares como Shon Weissman y Sergio León.

Me haría mucha ilusión el retorno de mi paisano Sergio Asenjo, otro viejo conocido que jugó en el Real Valladolid y que sería una opción importante para ocupar la portería del equipo blanquivioleta en su vuelta a la categoría de oro del fútbol español. Pero lo más importante es que todo lo que se pueda incorporar sea para sumar e intentar acertar lo máximo posible. Ronaldo y su equipo ya están trabajando en la planificación de la plantilla de la próxima temporada y seguro alguna sorpresa va a haber. Aprender de los errores pasados, puede ser la clave para que el Real Valladolid esté muchas temporadas en Primera División y logre un progresivo crecimiento económico y deportivo. ¡El Proyecto Ronaldo 2.0 acaba de comenzar!