Rüdiger es un Alaba 2.0

Conste que con Militao, Alaba y Nacho el Madrid tiene una línea de centrales de lujo. Pero como se ha demostrado esta misma temporada (que se lo digan hoy al City con Cancelo, Walker y Stones), siempre hay lesiones o sanciones que te obligan a ampliar tu cuerda de alternativas cualificadas y de peso. Por eso, fichar a Rüdiger, titular indiscutible con Alemania y con el Chelsea de Tuchel, es un nuevo puñetazo en la mesa del mapa europeo de contrataciones. No olviden que llega gratis (lo de la prima de fichaje ya se asume al venir con la carta de libertad), pero lo importante es que al Chelsea no hay que pagarle ni una sola libra esterlina.

Lo increíble es que Rüdiger sigue una ruta casi idéntica a la de Alaba. Llega libre, con 29 años y en la plenitud de su carrera. De hecho, hasta la escenografía de ambos fichajes es similar. Desde enero de 2021 se sabía que Alaba dejaría el Bayern y que se negaba a renovar para ver cumplido su sueño de jugar de blanco en el Bernabéu. Pues Rüdiger, como adelantó AS en diciembre, quería venir al Madrid y por eso no renovó con el Chelsea y ha rebajado sus pretensiones con tal de conseguirlo. Además, su partidazo en el Bernabéu de hace un par de semanas le legitima para llegar al paraíso de La Castellana. Y pensar que el Madrid le sacó 50 millones al United por Varane para traerse a Alaba y Rüdiger gratis... Una jugada maestra del club.