Los discursos de Pacheta en sala de prensa

Las opciones del Real Valladolid para ascender directamente a Primera División siguen estando intactas. 19 equipos de la Liga SmartBank se cambiarían por el equipo blanquivioleta. Es mejor perder un partido por tres goles que tres partidos por uno a cero. Este nuevo nuevo fútbol es otro deporte completamente distinto del que yo conocí y me enamoré cuando era niño. Ya uno no sabe cuándo es mano, lo que hoy es tarjeta roja, ayer era amarilla y mañana no es absolutamente nada. El fútbol a cámara lenta y a foto fija, es como se arbitra desde el VAR cada acción polémica y eso no es fútbol, es otra cosa y pienso que se están cargando este deporte tan maravilloso.

Pacheta me parece un buen entrenador e intenta llevar el grupo de la mejor forma posible, pero quizás echo de menos un poco de autocrítica cuando las cosas no salen bien. Antes de enfrentarse a cualquier equipo sale a sala de prensa ensalzando al contrario como si fuera a enfrentarse al Manchester City de Guardiola, al Bayern de Robert Lewandowski ó al Liverpool de Klopp. Si se gana el partido, es una hazaña, porque el equipo contrario era temible, y si se pierde, es normal, porque su equipo se enfrentaba a una superpotencia de la élite del fútbol mundial, o por la mala utilización del VAR, o porque las decisiones del árbitro nunca le favorecen... Este tipo de excusas son de entrenador pequeño y de equipo pequeño, y el Real Valladolid no lo es en esta categoría, todo lo contrario: es el equipo grande y tiene la obligación de salir a ganar todos los partidos y en todos los campos, porque dispone de mayor presupuesto y de, en teoría, mejores futbolistas que los equipos rivales.

No pasa nada por reconocer en sala de prensa que alguna vez se le puede emborronar la pizarra, equivocarse en el planteamiento de algún partido o perder la partida frente a un entrenador al mando de un equipo teóricamente inferior. Llevar el Ferrari de la categoría mola mucho y te da muchísimas opciones de lograr tus objetivos, porque cuentas con mayores y mejores herramientas que los contrarios, pero la presión va ser terrible y se te va mirar con lupa cada partido. Es decir, si eres el entrenador de un equipo como el Amorebieta, equipo recién ascendido de la Segunda B, logras armar un buen grupo con los recursos que ponen a tu disposición y ese equipo asciende a Primera serás un entrenador extraordinario y recibirás halagos de todo el mundo, porque con poco has hecho muchísimo, algo que absolutamente nadie esperaba y mucho menos te demandaban. Pero si te contratan para ser el entrenador del actual Real Valladolid y te ponen una plantilla de futbolistas de Primera, muy potente, todo el mundo te exigirá que asciendas y si lo logras, sólo habrás hecho tu trabajo, ni más ni menos. 

Y cuando digo todo el mundo es todo el mundo, hasta ese presidente y máximo accionista al que algunos acusan de "pasota", Ronaldo Nazário. Lo dejó muy claro en la rueda de prensa que concedió a los medios de comunicación de la ciudad, tras el descenso. "Nuestro objetivo es volver a Primera en ascenso directo. Regresar a Primera División, y hacerlo, además, a través de las dos plazas que dan acceso directo a la categoría", ya que, "nuestro presupuesto va estar entre los dos o tres mejores de Segunda". Estas declaraciones seguro que las tiene muy presente Pacheta en su cabeza cada vez que sale a rueda de prensa ante los medios, y por eso se cura en salud por si las cosas no salen tan bien como la gente espera.

La carrera por el ascenso a Primera todavía tiene muchos kilómetros por delante, el Almería flojea ,además pierde a Sadiq, que se va con su selección, y el Eibar tiene un enfrentamiento muy complicado frente a un rival directo como el Tenerife en el Heliodoro Rodríguez López en esta jornada. El Real Valladolid recibe en el José Zorrilla a Las Palmas este sábado. Y aunque Pacheta pueda valorar al equipo canario como si fuera el Ajax de Johan Cruyff, la Brasil de Pelé, Tostao y Rivelino o el Milan de Arrigo Sacchi, la realidad es que es una jornada muy favorable para que el Pucela termine en ascenso directo. Sus rivales directos juegan fuera de casa y ante rivales muy complicados como la Ponferradina y el Tenerife.