Modric y Kroos lo siguen bordando

Cabía la posibilidad de que Ancelotti hiciera alguna rotación en el centro del campo del equipo pensando en el medio y en el largo plazo, y que futbolistas tan vitales para el rendimiento del colectivo como Casemiro, Modric o Kroos fueran descansando para llegar con las piernas frescas al tramo clave de la temporada. Pero es que el cuerpo siempre te pide ver a estos jugadores en el campo y, tanto el croata como el alemán, volvieron a dar un recital. No quiero ni imaginarme el gran agujero que van a dejar cuando no estén.

Hablamos dos de los mejores fichajes de la historia moderna del Real Madrid, desplegando un fútbol de altos vuelos. Modric está empeñado en ganarle la batalla al paso del tiempo y parece un chaval, y Kroos está jugando tan bien como en el mejor momento de su carrera. Le ha sentado muy bien el hecho de dejar la selección alemana y da la sensación de que sus problemas en el pubis han remitido.

Ambos fueron los mejores del partido en Los Cármenes con una soberbia gestión del balón para salir de la presión de los de Robert Moreno, para lanzar los ataques en transición, suerte donde los de Carletto se están mostrando implacables este inicio de temporada, y para ofrecer sendas asistencias de gol.

Es obvio que hay que cuidar el cuentakilómetros de estos dos a lo largo del curso para que estén a tope en los momentos decisivos, pero con el nivel que están dando cuesta hasta darle un descanso.