Vinicius, canterano del Madrid

Recordamos perfectamente que cuando el Barça se sentía orgulloso (con razón) de presentar en el Camp Nou un equipo titular con once canteranos estaba Pedro (llamado entonces Pedrito). A nadie le molestaba que el simpático delantero haya hecho la casi totalidad de su formación como futbolista en el modesto CD San Isidro (Tenerife). Había llegado ya con 17 años a La Masia, pero se le consideró enseguida un canterano culé de pleno derecho. Pues, siguiendo esta lógica, creo sinceramente que los madridistas deberían apropiarse más de Vinicius Junior. Es decir, presentarle como un producto de La Fábrica casi tanto como a un Dani Carvajal o a un Nacho.

El brasileño, que tantas alegrías está dando últimamente, fichó por el Real Madrid con 16 años y jugó con el Castilla sólo unos días después de alcanzar la mayoría de edad. Pero, sobre todo, se puede afirmar sin exagerar que ha sido en el club blanco donde Vinicius ha recibido la parte más importante de su formación futbolística. Incluso, en el Madrid se decía en privado que al joven delantero le faltaban muchos e importantes aspectos básicos del oficio de jugador profesional. Razón por la cual sus diferentes entrenadores en la casa blanca, sobre todo Zinedine Zidane y David Bettoni, ejercieron de profesor para ofrecerle todo el bagaje necesario. Vini supo escucharles con humildad. Y aquí está.