A Mas le falta dar otro paso

Primoz Roglic sumó otra victoria, la cuarta, este domingo en Santiago. Y lo hizo con más sufrimiento del que creía, porque Magnus Cort Nielsen se lo puso difícil. Ambos fueron dos de los grandes protagonistas de esta edición. Al final, cuatro triunfos para el esloveno y tres para el danés. En la general, Roglic demostró desde el primer día que era el patrón de esta Vuelta. Suma tres conquistas consecutivas, y esta fue la más cómoda de ellas con mucha diferencia. Dominó la carrera a su antojo, soltó el liderato cuando lo veía conveniente para no cargar demasiado a su equipo y fue el más fuerte. Esta nueva victoria le puede servir para volver en próximos años y lograr una cuarta, porque le gusta la carrera y nuestra afición. Esto es recíproco, porque Roglic recibe mucho apoyo, y es que a la gente le gusta su estilo de ciclismo agresivo.

Enric Mas termina segundo, pero en ningún momento tuvo opciones reales de asaltar al esloveno. Debe dar un paso adelante, sobre todo en cuanto a mentalidad. En 2018 ya logró ser segundo en la general, pero le falta algo más. Puede empezar a mejorar por sus declaraciones, porque la cabeza es muy importante. Para conseguir algo, primero tienes que creértelo. Al final termínanos sin triunfos de etapa para España... y es que esto va por épocas.