Isak lidera a una Suecia rejuvenecida

Vida nueva tras la Eurocopa.

Después de acabar primera en el grupo de España -logrando empatar frente al conjunto de Luis Enrique jugando su típico partido de no exponerse y protegerse mucho atrás-, la eliminación frente a Ucrania en octavos de final fue una decepción para el conjunto nórdico. Hasta seis jugadores de la lista de la Eurocopa decidieron dejar el equipo nacional tras el torneo: Mikael Lustig, Andreas Grandqvist, Sebastian Larsson, Marcus Berg, Pontus Jansson y Gustav Svensson. De todos ellos, los cuatro primeros han sido titulares indiscutibles en los últimos años y piezas de enorme jerarquía en el vestuario. Janne Andersson, que sigue en el banquillo, ha tenido que acelerar el relevo generacional, y su primera decisión ha sido darle el brazalete de capitán a Victor Lindelöf, el central del Manchester United. De todos modos, la columna vertebral la seguirán formando jugadores que ya representaron a Suecia este verano: Robin Olsen en la portería, el mencionado Lindelöf atrás, Ekdal y Kris Olsson en el medio, Forsberg en tres cuartos y Isak y Kulusevski arriba. Especialmente, el crack de la Real Sociedad verá reforzado su papel como auténtico líder del ataque.

Incógnita en la pareja de centrales.

Marcus Danielson ya ocupó el lugar de Grandqvist en la Eurocopa, pero su expulsión en la prórroga frente a Ucrania le obligará a cumplir sanción ante España. El altísimo central del Rangers Filip Helander es el favorito para formar la dupla con Lindelöf, aunque también tiene opciones Carl Starfelt, firmado por el Celtic procedente del Rubin Kazan en este último mercado. La estrategia de España de usar a atacantes móviles en la posición de nueve puede ser especialmente útil ante unos zagueros suecos muy dominantes por arriba pero con muchas más dificultades en los giros y a la hora de proteger sus espaldas.

El relevo de Larsson.

El centro del campo de Suecia en la Euro estaba muy claro: un doble pivote Ekdal-Olsson en el que el segundo era claramente el jugador más creativo; una banda con tendencia al juego interior y a las diagonales para acabar pisando el área rival con un Forsberg inconmensurable y mucho trabajo y buenos centros por parte de Sebastian Larsson en la otra. Con la baja de este último, Andersson podría plantearse alinear a Kulusevski en la derecha como cuarto centrocampista, formando arriba con Isak y Quaison. Si no quiere ser tan osado, Viktor Claesson, el buen llegador del Krasnodar, sería la solución para partir desde ese costado.

Ibrahimovic sigue lesionado.

Tras regresar a la selección el pasado mes de marzo, una lesión de rodilla impidió al veterano delantero de 39 años participar en la Eurocopa. La misma dolencia le ha dejado fuera en el estreno del Milan en la Serie A, por lo que tampoco podrá medirse a España.

Suecia aún no ha encajado. En los dos primeros partidos de esta fase de clasificación ante Georgia y Kosovo, el cuadro escandinavo dejó su portería a cero. Es una muestra pequeña y los rivales eran menores, pero ambos fueron capaces de marcar ante España. Esos dos encuentros los jugó el portero suplente, Nordfeldt, ya que Robin Olsen llegaba con molestias. El titular habitual, que ocupará el arco ante España, acaba de ser cedido por la Roma al Sheffield United, por lo que jugará en segunda división inglesa.