Florentino busca su Di Stéfano

Creo que a nadie a estas alturas se le escapa que Florentino Pérez ya juega para la historia, para mirar a los ojos de la leyenda de Santiago Bernabéu como presidente disruptivo de la historia del Real Madrid y del fútbol. El padre de la patria ganó cinco Copas de Europa seguidas y una sexta, 16 Ligas, construyó un estadio buque insignia y una ciudad deportiva que salvó al club 20 años después de muerto. Mucha visión, liderazgo y todo eso, pero gran parte de los cimientos de su legado se debió a un fichaje que salió bien, Alfredo Di Stéfano. La pelota llevaba sin entrar desde antes de la Guerra Civil, llegó el argentino y la historia cambió.

El Di Stéfano de Florentino podría ser Cristiano Ronaldo –presentado por él aunque medio fichado por Ramón Calderón– que solo mira hacia abajo en la tabla de goleadores históricos del club. Por diferentes motivos Cristiano y Di Stéfano son incomparables. Ya dije en esta columna cuando CR7 marchó que gracias y adiós, pero que no tiene hueco en mi corazón a pesar de las cuatro Copas de Europa. Respeto al que no lo vea así, pero para mí un ídolo tiene que hacer algo más que meter goles para ser un símbolo. Su disposición a fichar por el City antes de volver al Manchester United es significativa.

Kylian Mbappé tiene 22 años. Cristiano tenía 24 cuando llegó a Madrid. El francés podría ser el mayor legado deportivo de Florentino para la historia del Madrid, aunque eso está por escribirse. Con estadio nuevo, Valdebebas y ya veremos si Superliga, Pérez puede pensar que le queda poco para que le pongan algo a su nombre: ¿Ciudad deportiva Florentino Pérez? "A la gente no le entra en la cabeza que yo jugara en el Madrid 17 temporadas completamente gratis. Ni que ahora lleve 17 años de presidente también gratis. Luego nos llaman ladrones y se quedan tan tranquilos. O nos llaman empresarios porque se creen que esto es una empresa nuestra. ¡Es horrible!", decía Bernabéu en una entrevista en la que le preguntaban por el sueldo de Di Stéfano....