La Champions nunca se lo pone fácil al Atlético

El Atlético afronta esta Champions con ilusiones renovadas. El equipo rojiblanco tuvo algunos apuros la temporada pasada en la fase de grupos y el objetivo es evitar los mismos en esta campaña, aunque vistos los equipos a los que se enfrentará no podrá tener ni un descuido.

En el Atlétco van paso a paso y lo vital es quedar entre los dos primeros. Liverpool, Oporto y Milan son rivales importantes, con tradición y ya se sabe que un error puede ser fatal en esta competición. El Atlético no ha tenido suerte y podemos hablar de que jugará en un grupo de la muerte. No suele tener fortuna el club madrileño en estos lances y en esta oportunidad tampoco la ha tenido. No obstante, si el Atlético hace los deberes, seguirá adelante en la Champions.

Para los rojiblancos siempre es un placer volver a Anfield. Una de las grandes alegrías fue la eliminatoria de hace dos temporadas y la explosión de Marcos Llorente. Serán dos encuentros apasionantes. Lo mismo que el Oporto, uno de los clásicos del fútbol portugués. Y el Milan quiere volver a ser grande. El Atlético se encontrará a Theo, que se formó en la casa. Lo mejor es que no habrá desplazamientos largos. Para el Cholo eso es primordial. Lo peor es que no hay ninguna perita en dulce, ningún chollo. Aunque a veces eso es positivo para un Atlético que suele fallar ante los rivales más sencillos. Toca apretar los dientes y demostrar que el campeón español va en serio. Y habrá que ver el fondo de armario rojiblanco.