Hacía mucho tiempo que Enric Mas no disfrutaba así

La novena etapa de la Vuelta a Esoaña fue espectacular en cuanto a ritmo y dureza. Desde un principio se rodó muy rápido y se tardó mucho en formar una escapada. Caruso estuvo sensacional, realizando una auténtica exhibición y mostrándose muy fuerte. Una gesta muy complicada por el terreno en el que se movió y la paliza que llevaba encima. La etapa fue sin duda un gran espectáculo, ya que no vimos arrancadas a dos kilómetros de meta como otras veces, sino que Yates y López se arrancaron a 9 kilómetros del final.

Hacía mucho tiempo que no veíamos así a Enric Más y es una gran alegría, no solo por él, sino por todo el equipo Movistar, al que en esta Vuelta no se le ve tan a la defensiva como en otras ocasiones. Superman López y Mas, y Bernal y Yates contra Roglic. Ahí se decidirá todo. Landa, por su parte, tiene que intentar conseguir la victoria de etapa, de la general se puede ir olvidando.

La jornada de descanso le vendrá bien a todos. En esta ultima etapa se rodó muy rápido y ya llevan una semana de competición. Servirá para recuperar fuerzas y hacer una primera valoración general.

La etapa del martes será parecida a la octava. No será importante para la general. Los favoritos estarán pensando en la siguiente llegada en alto.