Al Movistar le faltó la fuga

La etapa de este viernes fue rápida. Como se suponía, llegó la escapada porque era muy difícil de controlar para los equipos de los velocistas. Además, vimos la exhibición que Mohoric y que le permitió lograr su segundo triunfo de etapa en este Tour de Francia. Con respecto a la celebración que hizo es esloveno al llegar a meta mandando a callar debido a las especulaciones de dopaje de los últimos días, es darle más bombo a algo que no lo tiene. Él ha decido hacerlo, pero no le daría importancia, que se hable más de ese tema yo creo que no es bueno.

De los españoles, Ion Izagirre se ha metido otra vez en la escapada, pero como ha dicho él después de la etapa, para sus opciones, en cuanto a terreno y la gente que iba en la fuga, era muy complicado que pudiera ganar. Al menos ha estado ahí. Lo único, Movistar tenía que haber estado representado también con algún corredor porque era muchos los que iban en esa escapada.

Para la contrarreloj de este sábado está todo decidido. Quitando el triunfo de la crono y el ganador de la etapa del domingo en los Campos Elíseos, el resto ya está todo listo para sentencia. Pogacar ganó la única contrarreloj que ha habido, pero bueno hay algún especialista contrarreloj que estos días se puede haber estado reservando como Wout van Aert.