Benítez, Mourinho, Guardiola... y Xabi Alonso

La lista de entrendores españoles jóvenes y de gran proyeción tiene una apuesta segura en Xabi Alonso. La noticia del Bild de que su futuro parece ligado al Gladbach no hace si no refrendar este hecho. Ya como futbolista era un jefe dentro del campo y esas dotes de mando le convierten en un entrenador muy apetitoso. Tanto, que la Bundesliga se ha saltado todo tipo de filtros para bucear en la Segunda B española, allí donde Xabi está dando sus primeros pasos al frente del filial de la Real Sociedad.

Sería muy difícil de explicar por parte del conjunto txuri-urdin que se le escapara Xabi Alonso después de foguearlo y madurarlo. Más aún viendo algunas decisiones recientes de Imanol Alguacil, como la de salir con tres centrales (fracaso seguro, en su caso) y recibir un duro correctivo por parte del Barça. Xabi está predestinado a dirigir a los grandes clubes de Europa. Ha mamado de los mejores, como Benítez, Mourinho y Guardiola, y además tiene en su ADN toda la sapiencia que le transmitió su padre Periko, también jugador de prestigio y técnico como es él.

Nadie duda de que ese momento de la máxima élite le llegará, pero hasta entonces hay tortas porque use como trampolín uno u otro club. La Real parecía el mejor situado, por aquello de que es el equipo de su tierra y porque ha hecho un gran trabajo en el filial. Se suma con fuerza a ese interés el Gladbach, muy venido a menos tras el anuncio de Marco Rose de marcharse a final de curso al Dortmund. La realidad es que los lobos se pueden topar con la inédita situación de quedar fuera de competiciones europeas al mismo tiempo que se llevan a uno de los técnicos con más futuro de Europa. Contradictorio. Casi chocante...